Compartir
Publicidad

Mercedes, los nuevos domadores de fieras

Mercedes, los nuevos domadores de fieras
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El accidente de la primera curva del Gran Premio de España, deja a Mercedes en una posición muy complicada. Si bien hasta este año los fallos de alguna de las partes les había evitado una lucha interna dentro del equipo, las últimas cuatro victorias de Nico Rosberg y las ansias de victoria de Lewis Hamilton han derivado en un incidente que marca un punto de inflexión para los de Toto Wolff.

Ahora es momento de tomar decisiones y poner las cosas claras dentro del propio equipo. Una escudería como Mercedes no puede permitirse quedarse sin sus pilotos en la primera curva de una carrera y mucho menos, que se desate una lucha entre sus pilotos que pueda poner en peligro el Campeonato del Mundo tanto de Constructores como de pilotos. Si no se le pone solución, la bomba puede estallar.

Lewis Hamilton es uno de los pilotos más temperamentales de la parrilla. Solo le sirve la ganar y tiene uno de los dos coches más rápidos de la parrilla. Hasta ahora, Nico Rosberg ha sido un compañero de equipo complicado pero que no ha molestado en exceso. El alemán siempre ha tenido problemas ajenos a él que le han situado por detrás del tres veces Campeón del Mundo.

Esta temporada, ocho ingenieros del equipo de Lewis Hamilton han pasado a formar parte del de Nico Rosberg, y otros tantos suyos han cambiado de lado del box. Puede que sea coincidencia, pero este año, al contrario que en el pasado, los problemas han comenzado a surgir en el coche de Lewis, en vez de en los del alemán, provocando todo tipo de rumores.

Sea intencionado o no, la realidad es que mientras que Lewis Hamilton ha tenido que remontar y luchar por rascar la mayor cantidad de puntos posibles, Rosberg lo ha tenido todo de frente para sumar las cinco primeras victorias del año. En Barcelona Hamilton tenía su oportunidad.

Con la pole position, solo tenía que mantener la posición en la salida y elegir la mejor estrategia, que cuando vas delante no es muy complicado. Sin embargo, en los primeros metros después de que se apagaran los semáforos, Nico ya le había adelantado. Era entonces cuando trataba de recuperar su posición y Rosberg le cerraba.

Con el Mercedes ya por la hierba, Hamilton no podía evitar perder el control de su coche y trompeaba llevándose por delante a su compañero de equipo. Mientras que Nico se bajaba del coche y trataba de llegar al motorhome lo antes posible, Lewis lanzaba malhumorado el volante -que cuesta más de 200.000€- y cerca estaba de golpear a uno de los comisarios que acudía en su ayuda.

Lewis Hamilton Salida Gp Espana

El primero en dar la cara dentro de Mercedes era Niki Lauda en la puerta del motorhome, donde los vips miraban sorprendidos. El director no ejecutivo del equipo no dudaba en cargar contra Hamilton por su agresividad. Según él, Rosberg no tenía obligación de levantar el pie y todo había sido culpa del tres veces Campeón del Mundo.

Rosberg era el primero en llegar al paddock. Nada más bajarse de la moto echaba a correr por el paddock seguido por las cámaras y los periodistas que trataban de captar el momento- entre ellos, una servidora que no podía perderse un momento así. El alemán entraba al camión del equipo junto a la parte trasera del garaje del equipo.

Poco después llegaba Hamilton. Visiblemente malhumorado y acompañado por una de las responsables de prensa del equipo. Tampoco se quitaba el casco, pero sus gestos lo decían todo. Prefería no correr y avanzaba con tranquilidad en dirección al mismo camión al que había entrado su compañero de equipo. Habría que mencionarles a ambos pilotos, que el juego de tratar de esquivar a la prensa haciendo zig zags está pasado de moda.

Hamilton Accidente Paddock

Mientras que la carrera seguía adelante y Mercedes comenzaba a recoger sus bártulos, Toto Wolff y Paddy Lowe se unían a sus pilotos para lo que seguro que fue una reunión de lo más tensa. Aún queda mucha temporada por delante y la situación ha de zanjarse de inmediato para seguir luchando por los objetivos conjuntos del equipo.

También hay que tener en cuenta que desde el equipo tendrían que pensar también en el futuro. Las decisiones que se tomen ahora, podrían afectar a las próximas temporadas. Lewis Hamilton no parece de los pilotos que acepten que su equipo no trabaje al 100% para él y que beneficie a su compañero de equipo. Y, tras el incidente, han surgido rumores que aseguran que Rosberg podría estar tonteando con Ferrari.

Evidentemente, no es la primera ocasión en la que un equipo tiene que poner orden entre sus dos pilotos, pero en estos momentos, el trabajo que Toto Wolff y Niki Lauda tiene por delante es realmente complejo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos