Compartir
Publicidad
Publicidad

M-Sport aseguró la continuidad del equipo gracias al negocio de los R5

M-Sport aseguró la continuidad del equipo gracias al negocio de los R5
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A pesar de que Malcolm Wilson nunca deja de sorprendernos, a muchos nos dejó asombrados que fuera capaz de sacar un año más adelante el programa del equipo M-Sport en el Mundial de Rallyes sin el apoyo oficial de Ford y tras la caída de Qatar como patrocinador principal. Los Ford Fiesta RS WRC de Mikko Hirvonen y Elfyn Evans lucían en Monte-Carlo una de sus decoraciones más bonitas, pero sin el apoyo de esos sponsors que suelen asegurar el bienestar de un equipo.

Malcolm siempre se ha caracterizado por ser un gran administrador y empresario y esta temporada 2014 no deja de ser otro buen ejemplo de ello. Sobre todo, ya que en ella está invirtiendo todo lo ganado durante los últimos meses con el Ford Fiesta R5, único coche actualmente homologado hasta el momento en dicha categoría y que ha sido un absoluto éxito de ventas después de que se presentara en sociedad en el pasado Ypres Rallye.

Desde la cita belga, la cantidad de pedidos recibida por el equipo con sede en Cumbria ha sido abrumadora y el propio Wilson reconoce que es lo que les ha permitido continuar disputando el WRC una temporada más. A su vez, los nuevos modelos han seguido saliendo de M-Sport, con coches de los que anteriormente no habíamos oído ni tan siquiera habla como el R5+ (R5 con motor de WRC y brida de 34 mm dirigido a campeonatos nacionales), el Fiesta S2400 (motor 2.4 atmosférico que rinde 325 CV), o el Fiesta RX que utiliza Ken Block en el GRC y para el que están buscando nuevos pilotos interesados.

El proyecto R5 nos ha permitido permanecer en el campeonato al más alto nivel. Desde un punto de vista comercial, fue un gran éxito. A pesar de que ahora llegan Peugeot y Citroën , creo que hay un gran mercado para los R5. Tenemos todo reservado hasta mediados de junio y recibimos todos los días nuevas demandas. Hay un futuro brillante para estos coches. Creo que el R5 ha abierto muchas puertas para nosotros. Es un coche que se utilizará en las carreras nacionales, a nivel internacional y es sólo un segundo por kilómetro más lento que un WRC y en sólo el 40 por ciento del costo. Personalmente, creo que esa es la forma en que el deporte debe ir. Tenemos que reducir aún más los costos.

La lotería le llegaba al equipo M-Sport cuando llegó la propuesta por parte de DMack de crear una copa en el Mundial de Rallyes. Wilson ya había decidido vender a Chile los Ford Fiesta R2 que hasta el momento se habían utilizado para el JWRC/WRC Academy después de que la FIA decidiera contar con los Citroën DS3 R3T para el Mundial Junior. Desde luego un órdago a la Federación que ha salido muy bien tanto para el equipo británico como para el fabricante de neumáticos. Me quito el sombrero ante Malcolm una vez más.

Vía | Rallye-Magazin

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos