Compartir
Publicidad

Los pilotos pueden perder hasta 4kg en Sepang

Los pilotos pueden perder hasta 4kg en Sepang
0 Comentarios
Publicidad

El escenario del GP de Malasia, conocido como la 'sauna de Sepang', es en opinión de gran parte de los pilotos de la parrilla la carrera más dura y exigente a nivel físico de toda la temporada.

La elevadísima temperatura ambiental, de casi 40 °C, y la tremenda humedad, próxima al 90%, hacen de este Gran Premio una auténtica prueba física para pilotos, equipos y máquinas. Además, no olvidemos que con el habitáculo del coche situado a escasos centímetros de las temperaturas extremas del motor y el escape, las condiciones que deben soportar los pilotos son casi inhumanas. Todos los aficionados al motor saben que estar más de hora y media al volante de un Fórmula Uno y soportar las exigencias de una carrera exigen a los pilotos estar en una muy buena forma física , pero las extremas condiciones del circuito de Sepang elevan al cuadrado estas dificultades. Basta con citar un dato: un piloto puede llegar a perder hasta cuatro litros de líquido durante las 56 vueltas que dura el Gran Premio.

Para evitar la deshidratación, antes de la carrera los pilotos beben varios litros de preparados especiales que contienen los minerales necesarios, aunque el calor y la humedad consumen gran parte de estas reservas durante la prueba.

Para aliviar un poco esa asfisiante situación, los actuales coches de Fórmula 1 incorporan un sistema de suministro de líquido, aunque al cabo de unas pocas vueltas la bebida se parece más a un té hirviendo que a otra cosa. Y tampoco hay que descartar que ese sistema falle, como le sucedió a Fernando Alonso en 2005, cuando a pesar de ganar la carrera, apenas pudo sostenerse de pie en el podio.

Para que os hagáis una idea de la dureza de esta prueba para los pilotos, hay quien ha comparado la experiencia de pilotar a velocidades de hasta 330 km/h en el ambiente tórrido de Sepang con sufrir el efecto de un secador en la cara durante 90 minutos.

Y no olvidemos que este sofocante calor no sólo hará mella en los pilotos, sino también en los coches y en los miembros de los equipos. A pesar de que Sepang cuenta con unas instalaciones modélicas, los boxes todavía no cuentan con aire acondicionado, así que los mecánicos sudarán la gota gorda.

Vía | Toyota

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos