Compartir
Publicidad

Los coches de competición más bellos de la historia: Minardi

Los coches de competición más bellos de la historia: Minardi
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Minardi, un equipo superviviente donde otros no habrían aguantado. ¿Cuántas veces hemos oído o leído este tipo de comentarios sobre este equipo? Es un comentario que define lo que es Minardi. Una constructor de Fórmula 1 que vivió de todo pero siempre con una sonrisa y siempre con ganas de seguir adelante incluso cuando las cosas pintaban mal. Además, Minardi apostó por el talento joven en varias ocasiones, lo que le valía la reputación de ser un buen sitio para debutar, a menudo.

Fundado por Giancarlo Minardi, el equipo empezó en otras categorías e incluso con otros nombres y no fue hasta 1985 cuando se lanzaron a la aventura de la Fórmula 1, ayudados por una época en la que había muchos motoristas que intentaban competir contra las grandes marcas con pocos medios, lo que causaba que algunos de estos propulsores fueran asequibles para pequeños equipos como Minardi. Y al final, fueron más de 25 años en pista.

Minardi M187 - Fórmula 1

Minardi M187

Cuando la Scuderia Minardi empezó la temporada de 1987 con el M187, ya llevaba dos años en la categoría reina pero solo había terminado cinco carreras. Ello se debía a la más que pobre fiabilidad del Motori Moderni que montaba Minardi. Para 1987, el equipo seguía con Alessandro Nannini, que había debutado el año anterior y había dado muestras de una gran velocidad. Su compañero de equipo sería un español, el primero en subirse a un Fórmula 1 desde Emilio de Villota. Se trataba de Adrián Campos.

Campos venía con el patrocinio de Lois, que le iba muy bien a Minardi, un equipo que aunque sin tener dificultades económicas, tampoco tenía los medios de los que disponían las grandes Ferrari, McLaren o Williams. El nuevo modelo seguía el proceso razonable de un equipo que está creciendo poco a poco; evolucionar lo que había el año anterior sin grandes cambios. Desafortunadamente, los resultados tampoco cambiaron demasiado.

El M187 se mostró igual de poco fiable que sus predecesores, terminando tan solo en tres ocasiones. Una de ellas fue la de Adrián Campos en el Gran Premio de España. El equipo necesitaba un cambio de manera inmediata y con la marcha de los motores turbo para 1989, en Minardi se consideró que lo más adecuado era adoptar motores Cosworth V8 atmosféricos para 1988, un año que empezaría con dos pilotos españoles antes de que Campos fuera echado por bajo rendimiento, aunque el equipo seguiría con el español Luis Pérez-Sala.

Minardi M191 - Fórmula 1

Minardi M191

En los años atmosféricos, Minardi empezó a conseguir sus primeros puntos en 1988, su primer resultado doble en 1989 y una espectacular segunda posición en parrilla en Phoenix en 1990, aunque ese año no llegaría ningún punto. Para un equipo que estaba en evidente crecimiento, 1991 tenía que ser un año clave, y aún más por el hecho de haber resucitado la relación con Ferrari que databa de los años 70 a través de un contrato para que el M191 equipara un motor de Maranello.

El M191 combinaba colores negro y amarillo con una línea muy depurada para dar un paquete muy bonito que además tenía la ventaja de sonar igual que los coches rojos de Ferrari. Posiblemente el Minardi más bonito jamás encontrado en pista, si tomamos en cuenta no solo el aspecto sino también el sonido. Los pilotos eran el siempre fiel Pierluigi Martini y Gianni Morbidelli, piloto de pruebas de Ferrari que entraba al equipo como parte del trato.

La temporada estuvo llena de altibajos pero al final se trata del mejor resultado global de Minardi en toda su historia en la Fórmula 1. Martini consiguió dos espectaculares cuartos puestos en San Marino tras una verdadera carrera de resistencia y en Portugal, mientras que Morbidelli se quedaba con las ganas de puntuar con Minardi para hacerlo en la última carrera con Ferrari, tras reemplazar a Alain Prost. Al final, un séptimo puesto en el campeonato de constructores para la obra maestra de Minardi.

Minardi M195 - Fórmula 1

Minadi M195

Después del éxito del M191, Minardi pasó por unos años que alternaban buenos resultados con cantidades de puntos decepcionantes que desembocaron en el M195 como un nuevo comienzo. Minardi había vuelto al Ford Cosworth V8 y la unificación con la Scuderia Italia había traído a Michele Alboreto en 1994 y Luca Badoer en 1995. El primer piloto seguía siendo Pierluigi Martini, que empezaba ya a ser veterano y le fallaban las ganas y la calidad como piloto.

No llegó a final de año y a mediados de temporada era reemplazado por Pedro Lamy, quien fue el encargado de llevar a Minardi a los puntos con un sexto puesto en Adelaida tras un baile digno de ballet en forma de trompos. Fue una carrera extraña para un año extraño de Minardi, que había adoptado una solución en el frontal del coche bastante inusual. Ese frontal, junto con los colores verde y blanco, fueron la seña de identidad del equipo durante las temporadas de 1995 y 1996, con el coche siendo usado dos años seguidos.

El gran problema del Minardi M195 fue que había sido diseñado para utilizar un motor Mugen-Honda V10, pero tras cambiar de opinión la compañía japonesa en el último momento, Aldo Costa había tenido que rediseñar toda la parte trasera del monoplaza para poder seguir utilizando el Cosworth V8 que habían pensado en dejar atrás. La temporada de 1996 fue peor aún, con un coche subdesarrollado y pilotos de pago de por medio. Minardi se quedaba sin puntos por primera vez desde 1990.

Minardi M01 - Fórmula 1

Minardi M01

No fue hasta 1999, que Minardi volvería a puntuar, tras la peor sequía de su historia en la Fórmula 1. Fue con el M01, un coche que para ellos, marcaba un nuevo comienzo. En efecto, el coche era una revolución con más dinero del que habían tenido en tiempos recientes. En parte, ello se debía a la llegada de Telefónica como patrocinador. La marca traía consigo a un piloto que, por fortuna, demostró ser capaz. Marc Gené fue el encargado de marcar el punto del año en Nürburgring.

Un punto que llegó en una carrera dramática, tras luchar como un jabato con Mika Häkkinen en su remontada y tras defenderse con éxito de Eddie Irvine con su Ferrari. El punto que no llegó a obtener Irvine fue al final el que causó la pérdida del título en Suzuka (ya que con ese punto, Schumacher habría podido dejar pasar a su compañero y este habría sido campeón; sin el punto, se llegaba a un empate con el que ganaba el de McLaren). Pero lo más recordado de esa carrera fue el llanto de Luca Badoer, tras romper la caja de cambios cuando era cuarto a trece vueltas del final.

El Minardi M01, que montaba ya una versión V10 del tradicional Cosworth (aunque con nombre Fondmetal por ser esta marca la que pagaba por los motores) se había mostrado al mismo nivel que el Arrows que pilotaban Pedro de la Rosa y Tora Takagi, pero el desempate les dejaba por detrás. Por lo menos, los recién llegados de British American Racing terminaron por detrás después de no marcar ni un solo punto, para sorpresa general. Minardi seguía capacitada para estar en la Fórmula 1.

Minardi PS01 - Fórmula 1

Minardi PS01

Seguramente la temporada 2000 fue una decepción para el equipo italiano, que sentía que debía ir hacia arriba, y a pesar del contrato junto con Telefónica, que ampliaba su presencia en el monoplaza, no llegaría ningún punto. Para 2001 todo cambió tras ser vendido el equipo a Paul Stoddart, por lo que el coche de 2001 fue rebautizado PS01. Los pilotos fueron Tarso Marques, viejo piloto del equipo, y Fernando Alonso, un debutante que ya había impresionado en su primer test a finales de 1999.

El coche, combinando una estética agresiva con un color negro con un acabado que le daba un brillo especial, hacía las delicias de los aficionados, que suelen considerarlo uno de los Minardi más bonitos de toda su historia. Además, las luchas de Alonso con los nefastos Benetton de principios de año no hacían nada más que ampliar la popularidad del coche. A pesar de todo, la Fórmula 1 moderna ya estaba en marcha y puntuar con un coche tan de la zona baja era una utopía.

Tarso Marques se encaramó hasta la novena posición en un par de ocasiones, y eso fue lo mejor del equipo ese año. El dinero llegó poco a poco y hacia finales de temporada, se reforzaba con Alex Yoong y el dinero que traía, pero sobre todo la idea era preparar la temporada 2002. Aunque para ese entonces, Fernando Alonso ya estaría fuera del equipo y centrándose en su trabajo en Renault, como piloto de pruebas. Minardi volvía a recuperarse poco a poco y aún volverían a puntuar en el futuro.

Minardi dejó de operar a finales de 2005 cuando el equipo ya era propiedad de Paul Stoddart. Lo que había sido Minardi pasó a ser comprado por Red Bull, que convirtió el simpático equipo en la Scuderia Toro Rosso que conocemos hoy en día y por la que han pasado pilotos como Sebastian Vettel, Sébastien Bourdais, Jaime Alguersuari o Daniel Ricciardo entre otros. La base del equipo sigue estando, como en su época de Minardi, en Faenza, donde muchos de los trabajadores de Minardi siguen presentes.

En Motorpasión F1 | Los coches de competición más bellos de la historia: Ferrari, McLaren, Lotus, Porsche, Lancia, Ford, Toyota, Nissan, Alfa Romeo, Williams, Extra I, Audi, Mitsubishi, Renault, Alpine, BMW, Ligier, Chevrolet, Jaguar, Mercedes-Benz, Mazda, Extra II, Lamborghini, Dodge / Chrysler, Aston Martin, Subaru, Seat, Citroën, Honda, Volkswagen, Opel, Peugeot, Extra III, BRM, Fiat, Abarth, Brabham, Maserati, Matra, Arrows, Volvo, Tyrrell, Bentley, Extra IV, Wolf, Sauber, Dome, March, Spice, Bugatti

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio