Compartir
Publicidad
Publicidad

Los campeonatos del mundo más apretados de la historia

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si tenemos en cuenta la diferencia entre la puntuación de 2010 con el pasado (victorias de 10 o 9 puntos), la actual diferencia de Fernando Alonso sobre Mark Webber sería de, aproximadamente, algo más de 3 puntos, 3.2 exactamente. Sebastian Vettel estaría a tan sólo 6, mientras que Lewis Hamilton tendría una diferencia de casi 10 puntos. Pero los cuatro tienen opciones Eso nos hace pensar que esta temporada viviremos el final más apretado de la historia. Y todo esto ocurrirá dentro de unas horas.

Si hacemos un poco de historia, hasta en ocho ocasiones el título de campeón del mundo se ha decidido por tan sólo un punto o incluso menos. La primera de ellas ocurrió en 1958. En aquella temporada, Mike Hawthorn batía por un punto a Stirling Moss (el eterno campeón sin corono) y se convertía en el primer británico que conseguía un título de Campeón del Mundo.

En 1961, el Phil Hill quien conseguiría batir a su compañero en Ferrari, Wolfgang von Trips. El norteamericano se vio beneficiado de la muerte del alemán durante el Gran Premio de Italia. Von Trips colisinó con Jim Clark, al volante de un Lotus y tras salir por los aires se estrelló contra las barreras de protección pereciendo el piloto.

De nuevo nos movemos tres años más en la historia. En 1964, John Surtees batió por un punto a Graham Hill. Ese año, Surtees, Hill y Clark llegaron al último gran premio del año, el Gran Premio de México, con opciones de título. Hill tenía 5 puntos de ventaja sobre Surtees pero no fueron suficientes. Surtees terminó segundo mientras que Hill fue sacado de la pista por Lorenzo Bandini, compañero de Surtees en Ferrari.

En 1976, en la historia conocida como La traición del Monte Fuji, James Hunt se proclamó campeón por delante de Niki Lauda. Pero aquí mejor os remito a este post contando toda la historia.

El título de 1981 es para Nelson Piquet. El brasileño pilotando para Brabham Ford, supera por el punto que batió al argentino Carlos Reutemann. En 1994, Michael Schumacher comenzó su larga lista de “malas artes” al volante. El alemán y Damon Hill se jugaban el título en el Gran Premio de Australia disputado en Adelaida. Schumacher llegaba con un punto de ventaja y tras tener una pequeña salida de pista, vio como Damon Hill se le echaba encima. Cuando el piloto británico trató de adelantar a Schumacher, el alemán se echó contra el. Resultado, abandono inmedidato del Benetton de Schumi y poco después de Hill que llegaba a boxes con un triángulo de la suspensión doblado.

Tres años después, Schumacher y Villeneuve llegaron al Gran Premio de España en Jerez con 1 punto de diferencia. La maniobra del alemán fue similar, pero en esa ocasión el resultado no fue el mismo. Schumacher terminó en la puzolana y Villeneuve en el podio. El candadiense consiguió el tan ansiado título, que su padre no pudo celebrar, por algún punto más, pero merecía la pena recordarlo.

Ya más cercanos en el tiempo, en 2007, otra vez tres pilotos llegaron a la última carrera con opciones. El Gran Premio de Brasil dictaba sentencia y en aquella carrera Lewis Hamilton tiró el título por la borda al cometer un error. Kimi Raikkonen, ayudado por Felipe Massa, se hacía con el título tras recuperar hasta 17 puntos en tan sólo dos carreras. Un punto separó a Lewis Hamilton y también a Fernando Alonso de Raikkonen.

Un año después, Hamilton se resarciría tras conseguir, también en Interlagos, su primer, y hasta ahora único, título. El final creo que lo conocemos todos. La lluvia tomó protagonismo y hasta la última curva no pudimos decir que el británico era campeón. En esa última vuelta, Felipe Massa tenía el título en sus manos pero un adelantamiento postrero de Hamilton a Timo Glock le entregaría el título.

Pero sin lugar a dudas el final de finales por excelencia es el de 1984. En ese año el título fue para Niki Lauda por tan sólo medio punto de diferencia sobre su compañero en Mclaren, Alain Prost. Aquel año jugaría un papel fundamental la lluvia en Mónaco. La carrera que encumbró a Ayrton Senna, la puedes ver aquí completa, se paró antes de cumplir el 75% y por ello, la victoria de Prost sólo le reportó 4,5 puntos. Si la carrera hubiera continuado, aunque el frandés no la hubiera ganado, posiblemente a final de año hubiera sido campeón. Pero aquel día, Jackie Ickx decidió que había que parar.

Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos