Compartir
Publicidad

Las mejores imágenes del Sibiu Rally

0 Comentarios
Publicidad

El debut del Rally de Rumania en el Intercontinental Rally Challenge ha dejado un sabor de boca bastante agridulce. A pesar de que a muchos les ha gustado la dureza, similar al Acrópolis en sus tiempos más exigentes, la prueba tuvo una lista de inscritos bastante exigua y poco a poco el número de pilotos supervivientes decrecía a un ritmo mayor que el paso de los kilómetros.

En estas condiciones Andreas Mikkelsen demostró ser el más cuidadoso con la mecánica y los neumáticos. Ni tan siquiera un perro viejo como es François Delecour fue capaz de esquivar los problemas. El piloto galo completó un buen rally consiguiendo su primer podio en el IRC, pero no estuvo exento de problemas. Los pinchazos y las suspensiones de su Peugeot 207 S2000 no aguantaban el ritmo de los tiempos de Andreas. Incluso a Delecour le parecía ilógico rodar con tanto polvo en suspensión y pidió a los comisarios aumentar la diferencia entre los pilotos en 3 minutos.

Patrik Flodin fue otro de los que no estaba de acuerdo con el desarrollo de la prueba, pidiendo incluso que se cancelaran las especiales de la noche por miedo a accidentes. Incluso alguno de los pilotos locales estaban sorprendidos por el grado de dureza que se estaba dando. Ante tales problemas es lógico que las diferencias entre los pilotos rondaran los 5 y 6 minutos entre ellos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio