Compartir
Publicidad

La semana después del rally. Los actores secundarios saltaron a escena

La semana después del rally. Los actores secundarios saltaron a escena
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Magnífico espectáculo el que nos brindó el Rally Acrópolis durante el viernes. Los dos primeros tramos de la prueba griega estuvieron marcados por la dureza y decidieron a la postre la lucha por la victoria. Y es que la primera etapa fue un fiel reflejo de lo que siempre ha supuesto este rally, uno de los más duros de la historia del mundial junto al Safari. Lástima que toda esta emoción no duró más allá, y los tramos del sábado y del domingo fueron lo más parecido a una procesión de Semana Santa.

Dentro de todo esto, cabe destacar los problemas de Sébastien Ogier. El piloto de Gap, que había estado tocado por una varita mágica durante los cinco primeros rallyes de la temporada, descubrió que los rallyes no son fáciles tampoco cuando los ves a dos metros por encima del resto. El de Volkswagen sufrió un pinchazo, y metros después tenía que tomar la decisión de abandonar por unos “problemas técnicos” que no se han desvelado, pero que se habla de que podrían ser por la bomba de gasolina.

Novikov

Mads Ostberg y Mikko Hirvonen no tuvieron mejor suerte. En una prueba tan complicada como esta, saber gestionar los neumáticos es esencial. El noruego sigue con su mala racha de resultados, en está ocasión el piloto de M-Sport tuvo su primer problema tan sólo unos metros después de tomar la salida del primer tramo. Obviamente esto a un piloto le condiciona para el resto de la prueba y Mads no enseñó en ningún momento de este fin de semana la combatividad a la que nos tiene acostumbrados.

Esto obligaba a entrar en escena a los que partían como actores secundarios. Evgeny Novikov, Dani Sordo y Jari-Matti Latvala. El ruso extra-motivado salía demasiado encendido a los tramos y tras el abandono de los primeros pilotos de Volkswagen, Ford y Citroën se encontró con un panorama muy tentador. Demasiado. Novikov no tiene medida y siguió atacando, hasta que un pinchazo al golpear una roca frenó su progresión y le dejó sin ninguna posibilidad. Game Over.

Latvala

Se quedaba sobre el papel un mano a mano entre Latvala y Dani Sordo. Parecía la situación que todo el mundo estaba esperando, sabiendo la fragilidad mental que suele caracterizar al finlandés en este tipo de situaciones. Sin embargo, ni el cántabro, ni Citroën quisieron ganar. Los problemas en el Polo R WRC no llegaron y el ataque de Sordo tampoco.

Es cierto que tal vez se necesitaba terminar con un buen resultado para retomar la confianza y que Latvala es superior sobre tierra que Dani, pero si al principio de temporada se marcaron el objetivo de conseguir su primera victoria, esta era una oportunidad que no se podía dejar escapar. Para Citroën tampoco era un gran negocio que Sordo terminara segundo, ya que Volkswagen a pesar del abandono de Ogier seguía sumando más puntos que el equipo galo tras los problemas de Hirvonen. Por lo tanto, para mi la estrategia de Citroën fue la equivocada que sólo hubiera salido bien si las meigas que hicieron acto de presencia en el Rías Baixas hubieran hecho de las suyas con el coche de Latvala o si la posterior reclamación a los comisarios hubiera sido aceptada.

Dani Sordo

Latvala esta vez no cedió y completó un rally sin errores y sin presiones, sumando su primera victoria con Volkswagen. Sordo se conformó con la segunda plaza después de que no hubiera penalización al finés, mientras que los jóvenes Thierry Neuville y Andreas Mikkelsen conseguían sus mejores posiciones en el Mundial de Rallyes (en el caso del belga era el segundo tercer puesto conseguido tras el de México).

En cuanto al resto de categorías, la gran noticia estaba en WRC2, dónde por fin Robert Kubica completaba un rally sin problemas (ni mecánicos, ni en forma de salidas de pista) lo que le permitía conseguir su primera victoria en la segunda división del campeonato, y lo que es más importante, su primer triunfo en su tercera participación en un rally de tierra. Nicolas Fuchs por su parte se llevaba la victoria entre los coches del Campeonato de Producción.

Robert Kubica

Pero sin duda lo mejor llegaba en el Campeonato Junior, anteriormente conocida como WRC Academy. En él, Cohete Suarez conseguía una bonita victoria tras aprovechar los problemas sufridos por Pontus Tidemand durante la primera etapa. Después de ello, el asturiano supo administrar su ventaja al frente de la clasificación, mientras que Tidemand se lanzaba al ataque sumando un sctrach tras otro. Segundo triunfo de José Antonio tras el conseguido el año pasado en el Rally de Catalunya y un gran resultado de cara al campeonato. Mal fin de semana para Yeray Lemes que llegó a estar líder el primer día, pero que abandonó tres veces tras romper la suspensión.

Tampoco se libraron del baile de comisarios los chicos del JWRC. Los comisarios decidían investigar los Ford Fiesta R2 participantes, encontrando un colector de escape en todos ellos que no estaba homologado. La decisión fue excluir a todos y cada uno de los participantes, pero mantener los puntos conseguidos para el campeonato. De nuevo una resolución muy controvertida.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio