Publicidad

La FIA clarifica la normativa de carburante en los entrenamientos

La FIA clarifica la normativa de carburante en los entrenamientos
Sin comentarios

La FIA ha explicado, a través de Charlie Whiting, que a partir del próximo gran premio, cualquier coche que no termine la vuelta de entrada en boxes trás marcar su tiempo será penalizado. La única excepción será por una causa mayor, que es lógico imaginar que sería una salida de pista, problema técnico, etc.

“Otra vez más”, es lo primero que pienso cuando me entero de esto. Otra vez más, porque la FIA ha revisado una normativa después que Lewis Hamilton se vea involucrado en algo que esté justo encima de lo que separa la legalidad de la ilegalidad. Algunos sabréis que, aunque considero a Hamilton uno de los talentos más impresionantes de los últimos años, no es santo de mi devoción.

Pero creo que no estoy siendo influido por opiniones personales cuando pienso que ya es suficiente. ¿Cuantas veces ha pasado esto ya? Si estuviéramos hablando de su primer año, aún podría entender que se diera una o dos situaciones parecidas, por puro desconocimiento de la normativa en su totalidad, pero a estas alturas, a un piloto que es campeón del mundo, esto no debería sucederle.

Por eso no me pareció bien la decisión de no sancionar a Hamilton trás lo ocurrido el sábado, y me parece mal que se rectifique esto ahora. Entre otras cosas, porqué parece que a Hamilton se le esté dejando hacer algo que los demás no van a poder hacer. En este sentido, se parece mucho al Brabham-ventilador que corrió en Anderstorp en 1978. No entraré en detalles técnicos, pero el coche se prohibió... después de dar por válida la victoria en la única carrera que disputó.

A mi me han enseñado que cuando uno duda sobre si algo está bien o mal hecho, hay que llevarlo al extremo; ¿qué pasaría si todos hicieran igual? Hice lo dicho con esta situación de Hamilton, y me imaginé a una decena coches parados en diferentes puntos del circuito de Montreal, y me entró dolor de cabeza de imaginarme semejante caos. Pero me sirvió para decidir para mí mismo que lo de Hamilton no era correcto. Había hecho una vuelta con menos gasolina de la que cualquier competidor llevaría nunca.

Para mí, aunque no sea hacer trampas porqué el reglamento no estipula que no se pueda hacer, es absolutamente carente de cualquier tipo de moral deportiva. Para terminar este pequeño “artículo-queja”, he estado a punto de decir que “cómo me voy a sorprender, con todo lo que ya ha hecho Hamilton”, pero luego me he dado cuenta que no es culpa suya. La relación de Lewis y la Fórmula 1 es como la esos niños malcriados que han tenido la mala suerte de vivir con una familia que les deja hacer absolutamente lo que quieren, sin prohibirles nada; luego no hay quien les frene.

Vía | Motorsport.com

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio