Compartir
Publicidad

La dura vida de un hombre espectáculo como Ken Block

0 Comentarios
Publicidad

Me levanto por la mañana, bajo de mi lujosa habitación de hotel y me encuentro aparcado mi flamante Ford Fiesta de 600 CV de potencia. Pongo mi equipo de música, algo inaudito en este tipo de coches de competición, y me dirijo hacia el primer destino. Tras un buen baño de masas toca hacer lo más gratificante, derrapar y pilotar esa bestia que sólo pide que expriman toda su potencia.

Esa amigos y amigas es la dura vida del piloto espectáculo. Ken Block nos muestra lo que es para él un duro día de trabajo y el gran gancho publicitario que tiene en su país, lejos de los focos del Mundial de Rallyes. A todos estos actos publicitarios y a la competición, este año ha sumado un World Tour de su famosa Gymkhana. Todo un espectáculo visual el que os traemos con estos dos videos que servirán para amenizar esta mañana de sábado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio