La crisis también se lleva por delante a Subaru

La crisis también se lleva por delante a Subaru
Sin comentarios

Si ayer era Suzuki la que anunciaba su retirada del Mundial WRC, hoy ha sido Subaru la que ha tomado la misma decisión y ha comunicado que deja el Campeonato del Mundo de Rallys con carácter inmediato. Un golpe muy duro para un certamen que se queda únicamente con Citroën y Ford como constructores y que pasa por la situación más complicada y delicada de toda su historia.

Si el adiós de Suzuki al Mundial ya fue un revés para el Campeonato tras haber contado únicamente con la marca japonesa durante una temporada, la retirada de Subaru es de un calado mucho mayor. La firma japonesa, junto con Prodrive, se había convertido en uno de los grandes iconos del Mundial de Rallys donde llevaba cosechando éxitos durante 19 años.

Sin embargo, ''el rápido deterioro de la economía mundial'', como ha explicado uno de los responsables de Subaru, Ikuo Mori, ha obligado a la marca nipona a tomar una decisión tan drástica como es la de "cesar en nuestras actividades en el Mundial WRC con carácter inmediato".

Sorprende que hasta hace unos días Subaru estuviera manteniendo contactos con el doble Campeón del Mundo Marcus Gronholm para poder contar con sus servicios en 2009, y que ahora la firma japonesa haya suspendido su actividad en el Mundial. Todo parece indicar que la delicada situación financiera a nivel mundial y en la industria del automóvil en particular, así como la decisión de Honda de abandonar la F1 podría haber actuado como desencadenante para que otros fabricantes sigan el mismo camino. De hecho, el Mundial de Rallys se ha quedado ya sin constructores japoneses.

De cara al futuro, Prodrive sí que podría intentar regresar al Mundial WRC en 2010 con la introducción de los numerosos cambios en la normativa, pero Subaru, como tal, parece haber cerrado la puerta definitivamente. Eso sí, la marca japonesa seguirá apoyando a los pilotos y equipos cliente que seguirán participando en el Mundial de Producción y del Grupo N en 2009.

Por último, y aunque sea algo obvio, dos pilotos de la contrastada calidad como Petter Solberg y Chris Atkinson se quedan sin equipo, al igual que les sucediera ayer a Toni Gardemeister y P-G Andersson. Una pena. Habrá que esperar a qué viabilidad puede tener un Mundial con tan solo dos constructores, Citroën y Ford, que hasta ahora son los únicos que han confirmado su continuidad en 2009.

Vía | Subaru

Temas
Comentarios cerrados
Inicio