Compartir
Publicidad
Publicidad

Kimi Raikkonen, a cubierto y con helado

Kimi Raikkonen, a cubierto y con helado
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Mientras el resto de sus rivales aguantaban estoicamente en parrilla los 50 minutos que ha tardado la FIA en dar por finalizada definitivamente el GP de Malasia, el piloto de Ferrari Kimi Raikkonen se marchaba a su box, se cambiaba de ropa y se tomaba un helado, como si la película no fuera con él.

Lo del finlandés es de traca. Siempre se ha dicho que va a la suya, que no le afecta nada, pero lo de hoy es insuperable. En el fondo, por lo menos a mi, me ha hecho gracia. Mientras sus colegas hablaban de lo peligroso que podía ser que se reanudara la carrera, Kimi ya había decidido que él no se volvería a subir a su F60. Las imágenes han sido muy reveladoras. En el momento en el que parecía que la carrera se reanudaría y que los coches se colocaban en la parrilla, Kimi Raikkonen aparecía cambiado, en bermudas y comiéndose un helado con toda tranquilidad.

No me negaréis que la imagen no ha sido impagable. Cobrando lo que cobra, que menos que aguantar como el resto bajo el paraguas, pero no, Kimi es diferente. Iceman se comía un helado y finalmente la FIA le ha dado la razón al suspender la carrera. Ha sido el más listo y seguro que ya está camino de su casa...

Eso sí, hasta la lluvia, otro recital de torpezas de Raikkonen y de su equipo, que le ha montado neumáticos de lluvia extrema cuando apenas habían caído unas gotas. Una cosa es arriesgar y otra hacer el ridículo...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos