Compartir
Publicidad
Publicidad

Jimmie Johnson, pentacampeón de la NASCAR

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

He embargado este post hasta las 3 de la mañana, hora aproximada en que habrá terminado la retransmisión en Teledeporte, en falso directo, de la última cita de la NASCAR Sprint Cup en el oval de Homestead en Miami, la Ford 400. El resumen es sencillo, victoria de Carl Edwards, el más fuerte durante toda la carrera y lo que es más importante, título, quinto consecutivo de Jimmie Johnson. El primer piloto que lo consigue y ahora mismo, el de El Cajón, supera en títulos a su compañero Jeff Gordon y se queda a dos campeonatos de los dos pilotos más grandes de la historia de la NASCAR, Richard Petty y Dale Earnhardt.

La carrera no tuvo demasiada historia, eso sí, tensión a raudales. El líder hasta ayer, Denny Hamlin se tocaba en las primeras vueltas con Greg Biffle y dañaba el splitter de su Toyota Camry. A partir de ahí tocaba remar y mucho y a pesar de que en algún momento se puso líder momentáneo del campeonato, en ningún momento se le vio con posibilidades reales. Y eso que el buen trabajo de sus equipo en boxes le dio aire casi en cada entrada a pits.

A quien se le vio muy combativo fue a Kevin Harvick. Tercero finalmente, el de Richard Childress Racing llegó a liderar la carrera, pero fue sancionado por exceder la velocidad máxima en pits. A partir de ese punto poco más podía hacer, ya que Jimmie Johnson cortaba cualquier oportunidad. Johnson estuvo durante toda la carrera en las primeras posiciones, controlando y regulando y tan sólo un par de pasos por boxes más lentos de la cuenta lo sacaron del Top10. Pero no había de que preocuparse, el #48 tenía ritmo para estar muy delante. Tanto que llegó a acercarse a Carl Edwards, aunque la victoria del de Ford nunca llegó a estar en peligro.

La segunda posición de Jimmie Johnson era suficiente para lograr el título. Kevin Harvick terminaría tercero mientras que para encontrar a Hamlin hay que ir hasta la undécima posición. Tras ser sustituidos en Texas en la última parte de la carrera y en las dos últimas citas del año, bonita dedicatoria de Chad Knauss, jefe de equipo de Johnson, a su equipo. Nuestro EQUIPO gana escribía Knauss en un post-it. Enhorabuena a Jimmie Johnson que además de la gloria se embolsa casi seis millones de dólares por el campeonato. La NASCAR volverá en febrero del año próxima con la Daytona 500.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos