Publicidad

Honda, a favor del tope presupuestario

Honda, a favor del tope presupuestario
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si en los últimos años se ha puesto de moda la regulación de la Fórmula 1 bajo el lema del "para reducir costes", Honda ha dado un paso adelante defendiendo el verdadero espíritu que se esconde tras cada una de las nuevas normativas que impone la FIA, y ha vuelto a sacar a escena la limitación de los presupuestos de las escuderías de Fórmula 1. Desde siempre, he creído que limitar áreas de desarrollo no tiene otra consecuencia que derivar el presupuesto que estaba asignado a esa labor a otra área de investigación, por lo que la única manera real de limitar los costes es poner un tope presupuestario. La teoría es aplastante, pero en la práctica, ¿cómo narices se controla lo que gastan los equipos?

Nick Fry, consejero delegado de Honda, mantuvo una conversación con el nuevo jefe de equipo de los japoneses, Ross Brawn, y ambos llegaron a las mismas conclusiones sobre el futuro de la Fórmula 1: "Si miras las cuentas de cualquier equipo británico, verás como los costes siguen creciendo. Lo único que estamos haciendo a la perfección es mover el dinero de un área a otra del equipo. El dinero se mueve de los motores a la aerodinámica, porque esa es la siguiente área para mejorar las prestaciones". Nick Fry asegura que Honda apoya "muchas de las propuestas en las restricciones aerodinámicas, pero el miedo es que el dinero irá a parar a otro sitio. A los salarios de los pilotos, de los ingenieros, o a otra parte del coche, pero seguro que no reducirá la factura total a pagar por un equipo". Por este motivo, Fry no duda que lo que hay que hacer es "considerar un tope en el total del presupuesto. Aunque sería complicado de controlar, creemos que podría lograrse".

Ross Brawn opina que, aunque suponga un esfuerzo adicional para la FIA, no sería mucho mayor que el trabajo que supondrá controlar las limitaciones en los túneles del viento o en el trabajo con CFD. Además, Brawn ve en el tope presupuestario un reto apasionante: "¿Cómo de rápido puedes hacer un coche por 100 millones al año? ¿Cómo de eficiente puedes llegar a ser? Será responsabilidad de los equipos decidir gastar 50 millones en el piloto y 50 en el coche, o 1 millón en el piloto y 99 en el coche".

Evidentemente, las dificultades están ahí, y Nick Fry no duda en preguntarse qué gastos estarían incluídos y cuáles no, o "¿cómo se contabilizan los recursos compartidos con un fabricante?". Difícil de resolver, pero seguro que el resultado sería menos lesivo que la actual obsesión por limitar todas las áreas de desarrollo posibles.

Vía | Autosport

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir