Compartir
Publicidad
Publicidad

GP de Australia F1 2011: análisis técnico de Albert Park

GP de Australia F1 2011: análisis técnico de Albert Park
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como cada año, los días previos al comienzo del campeonato del Mundo de Formula 1 son para mí un hervidero de sentimientos y de ansias, porque el invierno siempre es largo y lo que queremos es ver carreras. Y este año hemos tenido que esperar desgraciadamente por las revueltas civiles en Bahrein, algo que ya hemos comentado y que, dejando de lado las consecuencias deportivas, esperamos que las aguas vuelvan a su cauce de la mejor de las maneras.

Dejando Bahrein de lado en el calendario de la F1, la primera cita es en el circuito de Albert Park en Melbourne, una pista urbana pero que no lo parece, y que mezcla curvas de gran velocidad con algunos puntos ratoneros pero siempre vistosos. Es uno de los circuitos que más nos gustan y que a pesar de haber estado en el aire (y probablemente volverá a estarlo), no queremos que desaparezca.

Las claves de Albert Park en dos conceptos

albert_park.jpg

Buena tracción y buena capacidad de frenada estable. Esas son las dos claves principales sobre las que trabajar en el circuito de Melbourne, y es así debido a la característica de tramos de altas velocidades seguidos de fuertes frenadas en forma de chicanes o curvas muy cerradas como la que da paso a la entrada a boxes (curva 15). Por tanto el trabajo principal, antes del ajuste fino, se basa en conseguir que los monoplazas consigan la mayor eficiencia de tracción a la vez que una configuración aerodinámica y un reglaje de suspensiones que aseguren una frenada estable, potente y evitando desgastes innecesarios en los neumáticos.

El circuito de Albert Park es completo y complejo en cuanto a puesta a punto, a saber: alta carga aerodinámica, curvas de alta velocidad, firme bacheado, pista generalmente con bastante suciedad. Es decir, para lograr una vuelta consistente, un buen ritmo en largas tandas y además un coche lo suficientemente equilibrado como para salir airoso de cada zona de la pista es necesario encontrar un compromiso ideal entre aerodinámica, reglaje de suspensiones, reparto de frenada y claro, toda la gestión electrónica.

La incógnita de este año está repartida en tres frentes: el alerón trasero ajustable, que ya sabemos que se usará en la minúscula recta principal de Albert Park con chapuzas de última hora incluídas; el KERS, bien en solitario, bien combinado con el alerón ajustable; el rendimiento de las Pirelli, junto a la locura de colores que tendremos que ver. Si, los pilotos tienen más botones y nosotros más colores.

Para terminar, nada mejor que pasarse por la página oficial del circuito para ver el estupendo mapa del circuito y zonas aledañas. Viéndolo, uno se pregunta por qué en el reparto de profesiones no eligió la de corresponsal en la pista, viajando de país en país para traeros toda la información oficial y la extraoficial de este gran circo.

Imagen | FIA.com (Mapa del circuito)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos