Compartir
Publicidad
Publicidad

Gran Premio Austria Fórmula 1: el análisis del circuito, el tiempo, los neumáticos

Gran Premio Austria Fórmula 1: el análisis del circuito, el tiempo, los neumáticos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fin de semana de celebración para Red Bull tras la victoria conseguida por Daniel Ricciardo y la vuelta al Gran Premio de Austria, en el llamado Red Bull Ring. Un circuito de los clásicos, esos en lo que las curvas y las rectas se combinan en una montaña rusa de trazado en el que los adelantamientos durante la pasada década eran una cuestión de arrojo y algo de temeridad debido a la naturaleza y características de sus curvas tras las rectas.

Un Gran Premio en Spielberg que servirá para determinar si Red Bull puede volver a optar por las victorias y si Ferrari debe o no seguir el camino de McLaren y ponerse ya a pensar en 2015 mucho antes de lo que a todos nos hubiera gustado. Mientras tanto, en Mercedes AMG parecen estar seguros de haber encontrado los problemas que les dejaron sin victoria en el Circuito Gilles Villeneuve y buscarán la octava pole de la temporada y su sexto triunfo. Once años después la Fórmula 1 ha vuelto a Austria y lo ha hecho para quedarse.

El análisis del circuito

Gran Premio Austria Fórmula 1

Sólo los pilotos de la vieja guardia (Felipe Massa, Kimi Räikkönen, Jenson Button y Fernando Alonso) han competido sobre el asfalto del A1 Ring al volante de un monoplaza del Gran Circo, ahora renombrado por sus nuevos dueños, Red Bull. Se puede decir que estamos ante un trazado simple, con tan sólo nueve curvas y de carga aerodinámica media. Sus cuatro largas rectas dan paso a una zona interior muy bonita con curvas en ángulo recto en las que la tracción volverá a ser crucial. El sector intermedio también obligará a cuidar los neumáticos delanteros ya que de no ser así la última parte de la carrera se puede hacer cuesta arriba.

Los equipos deberán completar un buen viernes para recabar el máximo número de datos en un circuito de características similares en algunos aspectos a las de Montreal y de poco más de 4,3 kilómetros (el primer trazado era de 5,9), con un diseño de curvas lentas y largas rectas que debería de beneficiar a Mercedes AMG y pasar de nuevo factura a la débil Ferrari. En cuanto al número de paradas, lo normal es que sean dos pasos por pit lane en las 71 vueltas que hay programadas y la estrategia de montar en dos ocasiones el neumático blando y una vez el superblando. Un gran escenario para los aficionados que pueden ver prácticamente el 90% de la vuelta desde las gradas.

DRS

Gran Premio Austria Fórmula 1

De nuevo dos zonas de DRS pero con la sorpresa de que ninguna de ellas estará situada en la larga recta después de la primera curva. En ella se situará la zona de detección para la primera zona de DRS, que estará en la siguiente recta, mientras que la segunda zona se encuentra en la recta de meta. Veremos si son suficientes para que los coches puedan adelantar antes de llegar a las estrechas curvas de las que se compone el circuito austriaco.

El tiempo

Gran Premio Austria Fórmula 1

La previa de Brembo

La previa de Pirelli

Sin novedades con respecto a Canadá, en Austria se contará con los neumáticos blandos y superblandos, compuestos de los que los pilotos se han quejado por su dificultad a la hora de meter calor y si a ello le sumamos los escasos 20 grados ambientales que habrá en Spielberg y la poca goma en pista, puede hacer que el grip sea escaso. Se espera que entre ambos compuestos haya una diferencia entre siete décimas y 1,4 segundos, algo que en un circuito tan corto como este será determinante. Mucho ojo a la degradación.

La previa de Ferrari

La previa de Red Bull

En Motorpasión F1 | Gran Premio Austria Fórmula 1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos