Compartir
Publicidad
Publicidad

GP de Malasia F1 2011: Fernando Alonso arriesgó en Malasia

GP de Malasia F1 2011: Fernando Alonso arriesgó en Malasia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Muy compleja la carrera que hemos vivido en Sepang esta mañana. La previsión del 90% de lluvia para la carrera ha quedado en papel mojado, han caido cuatro gotas pero nada de importancia siquiera para cambiar neumáticos a intermedio. Con ese panorama había por delante una carrera en la que había que leer contínuamente el estado de los neumáticos a la vez que estar atentos a todos los rivales en pista, tanto físicamente como en la lejanía de los tiempos, para comprobar las ventajas de cara a improvisar paradas.

Carrera de sabor agridulce para Fernando Alonso que, tras salir mal apuntaba al podium, pero finalmente por un error de apreciación (que a más de 250 km/h es como decir “por nada y menos”) ha roto el alerón delantero de su monoplaza tras impactar con Lewis Hamilton y perder toda opción de acabar en el cajón. Sexto puesto por detrás de Massa que sabe a poco, pero todos los puntos son valiosos en un campeonato tan largo. Nos quedamos frustrados por el detalle, pero seguimos confiando.

Si los Ferrari tienen que mejorar los sábados, deben sumarle el hecho de que las salidas en carrera son nefastas si consideramos a la Scuderia un rival consistente para las escuderías punteras. Las carreras se hipotecan en ese momento y a Alonso le ha pasado en Australia y en Sepang. Los dos Renault por delante es algo que se salía de las previsiones pero no me extraña. Con la tracción enorme que han demostrado tener este fin de semana las dos grandes salidas de Petrov pero sobre todo de Heidfeld son para examinar con detenimiento.

Con Fernando Alonso perdido a las primeras de cambio quedaba por confiar en tres cosas: la aparición de la lluvia, la consistencia del ritmo del asturiano, y la gestión de los neumáticos. La primera no apareció, la segunda la vimos en varias fases de carrera, y la tercera supuso sorpresas pero cambios revolucionarios. Primera parte de carrera solventando la mala salida, segunda y tercera parte imprimiendo un buen ritmo y además conservando bien los neumáticos durante más vueltas de lo previsto. Le pongo un suspenso a la gestión del muro de Ferrari, y a las paradas en boxes. Escasa ayuda en momentos críticos.

Ritmo vuelta a vuelta muy bueno, error al límite

En la última parte de la carrera, Alonso lo que ha hecho es arriesgar para conseguir un buen resultado. Es lo que le pedimos a un piloto de Fórmula 1 pero los riesgos en la pista son eso precisamente. Pudo salirle bien, pero no pasó. El DRS fallando provoca en mi opinión tomar más riesgos sobre todo en una parte en la que Lewis Hamilton iba sensiblemente más lento. Y en la diferencia de velocidad en ese tramo es donde Alonso se llevó la “torta” con la parte trasera de Hamilton y sus opciones de podium se esfumaron.

Finalmente el sexto puesto es un consuelo a medias, gracias al desfallecimiento de Hamilton, pero hay que sacar la parte positiva y esa es el ritmo vuelta a vuelta del de Ferrari. Y trabajar a partir de eso, porque nadie dice que sea fácil, y menos ahora que Renault es un rival y que Heidfeld ha cogido el ritmo muy rápido. Fue la sorpresa de la carrera como comentamos al principio de la retransmisión. La semana que viene más en China.

En Motorpasión F1 | Gran Premio Malasia Fórmula 1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos