Compartir
Publicidad

GP de Gran Bretaña F1 2011: análisis de Silverstone

GP de Gran Bretaña F1 2011: análisis de Silverstone
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llegamos por fin a Silverstone, una prueba en la que la principal mira va a estar puesta en el comienzo de la era post difusor soplado y en cómo afectará al rendimiento de todos los competidores, especialmente de Red Bull. Silverstone es un punto crítico del campeonato últimamente, porque por ejemplo en 2010 supuso un punto de inflexión o bien el momento de tocar fondo para Fernando Alonso. A partir de Silverstone las cosas cambiaron y tuvimos una nueva temporada, una minitemporada que nos llevó al final más competido que se recuerda.

La velocidad intrínseca de Silverstone es parte de su encanto, y con la modificación que entró en vigor en 2010 se mantiene dentro de los más rápidos del calendario, con dos curvas de "fondo" a unos 280 km/h. El desgasta de los neumáticos aquí será una incógnita, pero con los datos de 2010 en la mano podemos esperar que la sección "Arena" sea especialmente dura con las gomas este fin de semana.

Ya sabemos los neumáticos que llevará Pirelli a Silverstone este fin de semana, serán el duro y el blando de manera que tenemos dos problemas principales a tener en cuenta por los equipos: el desgaste de los blandos en contraposición a la velocidad que podrán experimentar, y la larga duración de los duros contrastando con la hipotética lentitud en coger temperatura según sean las condiciones climatológicas.

Desde Club hasta Aintree las gomas sufrirán más de la cuenta debido como dijimos a las dos curvas de alta velocidad (Abbey y Farm Curve), amén de la fuerte frenada para The Loop. Las fuerzas G, el apoyo aerodinámico en alta velocidad y la capacidad para afrontar los cambios de dirección sin problemas serán las claves de esta parte del circuito. Es inmediato pensar que la ventaja de Red Bull podría verse comprometida aquí, pero como ya hemos comentado otras veces, hasta que los coches rueden este viernes no podremos saber nada en absoluto.

En general un circuito demandante para la puesta a punto, un circuito que el año pasado no fue nada bien para el F10 y que este año trae dos grandes incógnitas como son el rendimiento de los neumáticos y ver qué pasa con la prohibición de los difusores soplados. Nos queda muy poco para empezar a disfrutar con el que sin duda es el Gran Premio con más incógnitas del año. ¿Veremos un vuelco en las perspectivas este 2011? ¿Nos quedaremos como si nada?

En Motorpasión F1 | Gran Premio Gran Bretaña Formula 1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos