Compartir
Publicidad
Publicidad

Fin de semana para olvidar para Jenson Button

Fin de semana para olvidar para Jenson Button
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los problemas de balance de los que se llevaba quejando todo el fin de semana resultaron al final ser el menor de los problemas de Jenson Button, que no pudo terminar ayer el Gran Premio de Bahrein. Un inesperado pinchazo en la vuelta 54 lo alejaba de la lucha con Paul Di Resta por la sexta plaza (pinchazo que por cierto se hizo evidente al final del tercer sector de esa misma vuelta). Tan solo dos vueltas más tarde, Button encaraba otra vez los boxes pero esta vez para abandonar por un problema de diferencial (según comunica la escudería).

Con todo esto, el inglés dio un pequeño paso atrás en el campeonato igual que Hamilton por los problemas en los pitsops, lo malo es que este es uno de los más apretados de los últimos años en su inicio. Con su abandono abrió la puerta para que alguno de sus rivales sumasen puntos que él no pudo acumular, y seguramente se llevó para casa una buena ración de frustración. Es notable también el hecho de que sobre el asfalto de Sakhir le funcionasen mejor los neumáticos duros que los neumáticos blandos.

Creo que Twitter no es algo 100% fiable del estado de ánimo de un piloto, pero en otros Grandes Premios hemos visto a Jenson Button más dicharachero, mientras que tras la carrera de ayer todo quedó en "Mmmm, no es el mejor fin de semana para nosotros. Enhorabuena a @pauldirestaf1 por su gran rendimiento hoy".

No he tenido un buen balance hoy: sufrí toda la tarde de sobreviraje. De todas formas mi último stint fue muy largo y, si no hubiese tenido problemas, creo que las cosas habrían estado muy interesantes en las últimas vueltas. Algunos pilotos condujeron muy fuerte al principio de ese stint, pero yo estaba conservando mis neumáticos. En las 5 últimas vueltas empecé a tirar bastante fuerte y cacé a Paul y Nico. Pero, justo cuando frené en la última curva (vuelta 53), la parte delantera derecha se levantó y me di cuenta de que tenía un pinchazo, así que avisé rápidamente por radio y entré en pit. En las últimas vueltas el coche sonaba muy ruidoso. Creo que el problema inicial fue un fallo del escape, luego mi pinchazo y luego el diferencial roto, así que tuve que retirarme. Ha sido un fin de semana muy complicado para todo el equipo.

En resumen, que el coche de Button iba más tocado que otra cosa al final de carrera, y ni siquiera su finura y su buen hacer con los neumáticos pudieron evitar el pinchazo. El resto, los fallos mecánicos, son otra historia, pero es una historia que nos recuerda que una carrera en Bahrein es muy dura, aunque en el presente veamos pocos fallos mecánicos y abandonos por ese motivo.

En Motorpasión F1 | Gran Premio de Bahrein Fórmula 1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos