Compartir
Publicidad

Fernando Alonso quinto en Monza por cortesía de Lewis Hamilton

Fernando Alonso quinto en Monza por cortesía de Lewis Hamilton
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La carrera de Fernando Alonso en Monza no se ha alejado en exceso de lo que indicaban las previsiones. Estaba previsto que pudiera terminar de salir bien y mantener el tipo en sexta posición, y de hecho en esa posición rodaba una vez todos los rivales habían hecho sus últimas paradas. Pero finalmente Fernando Alonso ha sido quinto, en gran parte gracias a la baja de Lewis Hamilton en la última vuelta cuando rodaba el inglés tercero en carrera.

Con ello el resultado ha sido algo mejor del esperado, y quién sabe si lo podría haber sido más de realizar una mejor salida. La salida, a pesar de ser con KERS no ha sido el punto fuerte para Renault y Fernando Alonso. Arrancaban por el lado más sucio de la pista, y una breve derrapada en aceleración durante la arrancada ha impedido ganar esas dos o tres posiciones que se barajaban. Al final el KERS ha servido más para maquillar el fallo que otra cosa.

No obstante, dentro de lo que cabe Fernando Alonso y el R29 aguantaron el tipo y superarían la complicación del embudo que forma la primera chicane de Monza, saliendo por la trazada exterior y en paralelo con Vitantonio Liuzzi siendo casi encerrado por el italiano. En vueltas siguientes Fernando Alonso con las gomas blandas y el KERS sí que sacaría provecho, superando al propio Liuzzi, a Sebastian Vettel y a Heikki Kovalainen.

Al no ser el coche de Fernando uno de los más pesados de entre los diez primeros clasificados, decidieron vía por radio estirar lo más posible la primera parada, visto que el ritmo que llevaban por delante los Brawn GP, Kimi Raikkonen, Lewis Hamilton y Adrian Sutil era un tanto inalcanzable.

f1_fernando-alonso-rodando-en-solitario-en-monza.jpg

Al final esa decisión, el ritmo constante durante toda la carrera y la ausencia de incidentes les hacía casi asegurar la sexta plaza. Sólamente tras realizar la parada, Kazuki Nakajima la puso un poco en apuros, al coincidir justo a la vuelta a pista de Fernando Alonso, pero aguantó el asturiano por delante del nipón de Williams en la primera frenada.

El coincidir por detrás de Raikkonen, tampoco le vino mal al asturiano. No pudo rebasarlo, pero como el ritmo del finlandés de Ferrari con las gomas blandas y también con KERS era un poco superior, quieras que no esas vueltas a su estela ayudaron a aguantar ritmo, con una referencia clara delante y los retrovisores despejados de presencia de rivales.

Por detrás la amenaza fue decayendo con el paso de las vueltas. El abandono por avería de Vittantonio Liuzzi, los no pocos errores y nervios que ha pagado Sebastian Vettel en el día de hoy, y Heikki Kovalainen que hoy ha sido poco menos que una chicane móvil, perdiendo fuerza desde el comienzo de la prueba quedaron por detrás. El abandono al comienzo de Mark Webber fue también la pérdida de otro posible rival de Alonso.

Los Williams y los Toyota sin terminar de ir bien en Monza y el Toro Rosso superviviente en pista de Sebastien Buemi muy lejos tampoco eran peligro. Fernando Alonso rodaba en los últimos compases en una cómoda sexta posición y convencido de terminar cumpliendo lo esperado, la expectativa mínima. Momento en el que Lewis Hamilton en la última vuelta terminaba fuera de combate luchando no se sabe todavía por ganar qué... lo que ganaran una posición todos los pilotos del cuarto para atrás.

En Monza hoy todos iban al máximo de lo que daban, y muchos optaron por la decisión de la única parada dejando como equivocados a los pocos que optaron por dos (entre ellos McLaren con Hamilton). Y el R29 no ha sido menos, ha funcionado razonablemente bien pero era evidente que en prestaciones puras estaba algo por detrás de los Mercedes y Ferrari. Lo que en el vuelta a vuelta de Monza marca mucho la diferencia.

En Racingpasión | GP de Italia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos