Publicidad

Fernando Alonso en Jaguar, Michael Schumacher con Sauber y otras uniones extrañas que se dieron en la Fórmula 1
Fórmula1

Fernando Alonso en Jaguar, Michael Schumacher con Sauber y otras uniones extrañas que se dieron en la Fórmula 1

Publicidad

Publicidad

En la Fórmula 1 es fácil ligar a un piloto con un equipo. Cuando las uniones se producen, y sobre todo si hay éxito, rápidamente se liga mentalmente al corredor con la marca. Fernando Alonso hizo historia con Renault, Michael Schumacher con Ferrari, Ayrton Senna con McLaren... Pero muchos de ellos tuvieron canitas al aire que no recordamos.

Muchos hicieron test con otros equipos que solicitaron sus servicios solo para un día para ver si con su inconmensurable talento les sacaban de un apuro. Pero otros probaron los coches para ver si ese equipo les fichaba y algunos incluso llegaron a debutar en carrera con una marca totalmente ajena a la que luego les llevó a la gloria. Estos son los casos más recordados.

Fernando Alonso deslumbró con el Jaguar R3 en 2002

Alonso Jaguar F1 2002

Allá por 2002 Jaguar era una marca recién llegada a la Fórmula 1 que no terminaba de dar con qué le faltaba a su coche. Para solucionarlo, decidieron llamar al piloto probador de Renault, un tal Fernando Alonso, que por entonces solo había corrido una temporada con Minardi pero cuyo talento ya era más que conocido en el paddock. La prueba fue en Silverstone.

Lo cierto es que había un interés mayor en esa prueba. Niki Lauda, por entonces gerente del equipo Jaguar, había visto el talento de Alonso y sabía que las aguas bajaban turbias en Renault. El español quería correr, pero Jenson Button y Jarno Trulli ocupaban los asientos. Una cesión de Alonso a Jaguar era posible, y una idea que agradaba mucho a Lauda.

Fernando Alonso Jaguar Silverstone F1 2002

Finalmente Button no renovó, se fue a BAR-Honda y Alonso ascendió a Renault como titular. El resto es historia. Para el recuerdo, un test con Jaguar en el que el asturiano no defraudó. Rebajó en una décima el tiempo que marcó ese mismo día Pedro de la Rosa, piloto titular de Jaguar por aquella época.

Pero es que además consiguió rebajar hasta en tres décimas el tiempo que había hecho Eddie Irvine, el otro piloto titular de Jaguar, la tarde anterior. Por entonces el norirlandés era un piloto reputado, solo tres años antes había sido subcampeón del mundo. La prueba de Alonso fue impresionante, y bien le hubiese gustado a Lauda retenerlo. Pero al final no pudieron y Jaguar fichó a Mark Webber.

Michael Schumacher probó para Sauber, para Ligier y... ¿corrió con McLaren?

Schumacher Sauber F1 1997

Otro genio del volante que ha sido muy reclamado para poner a punto monoplazas ajenos es Michael Schumacher. El alemán probó para Sauber en 1997 en el circuito de Fiorano, propiedad de Ferrari. La alianza de los italianos con Sauber, a quienes le suministraban motores y cajas de cambio, fue clave para que se produjese.

El por entonces bicampeón del mundo pilotó un Sauber libre de publicidad, y de hecho las fotos no se difundieron hasta varios años después de que se produjese el test, que fue completamente privado. Schumacher probó el Sauber C16 y desde el equipo suizo apuntaron que los consejos le sirvieron de mucha ayuda para encontrar los defectos del monoplaza.

Michael Schumacher Ligier F1 1994

Pero no fue la primera prueba extraña que hizo Michael Schumacher. A finales de 1994 el que por entonces era campeón en título probó el Ligier, o mejor dicho, su motor Renault V10. Benetton iba a dejar los Ford V8 de 1994 por los propulsores galos, así que Flavio Briatore se las apañó para que Schumacher los probase antes de empezar la temporada.

Ni corto ni perezoso, directamente compró el equipo Ligier, que montaba los propulsores de Renault. Así, Schumacher pudo probar el JS39B y, sobre todo, su motor V10. Como las normas de la Fórmula 1 prohíben que una misma persona sea dueña de un equipo y dirija otro distintos, Briatore vendió gran parte de Ligier antes de empezar la temporada 1995.

Coulthard Monaco F1 1996

Hay quien cree que Schumacher llegó a tener una tercera aventura con otro equipo, McLaren. Y es que son famosas las fotos del casco de El Kaiser a bordo del McLaren en Mónaco 1996, pero el piloto era David Coulthard. Al escocés se le empañaban sus cascos por la lluvia que estaba cayendo en MonteCarlo, así que tuvo que buscar otro.

Como al igual que McLaren, Ferrari también llevaba publicidad de Malboro a Coulthard no le quedaban muchas opciones. Probó el casco de Schumacher y fue el que más le convenció, así que corrió el Gran Premio de Mónaco con el casco de El Kaiser. Y le fue bien. Mientras que Schumacher se estrelló en la primera vuelta, Coulthard terminó segundo en una carrera caótica.

Sebastian Vettel corrió una carrera con BMW y fue el más joven en puntuar de toda la historia

Vettel Indianapolis F1 2007

Otra historia de la que muchos no se acuerdan es que Sebastian Vettel no debutó en la Fórmula 1 con Red Bull ni con Toro Rosso, sino que lo hizo con BMW. El alemán se pasó decido en la marca de Munich durante las temporadas 2006 y 2007, haciendo algunos entrenamientos libres y batiendo algún récord negativo de precocidad.

Pero a mitad de 2007 le llegó la oportunidad. Robert Kubica sufrió su famoso accidente en el Gran Premio de Canadá, así que siete días después no pudo estar en Indianápolis. BMW decidió darle la oportunidad a ese joven probador que tenían, Vettel. Con 19 años, 11 meses y 14 días, debutó en la Fórmula 1 en Indianápolis.

Vettel Kubica Bmw F1

Vettel se metió séptimo en la parrilla, con un coche que por aquella época peleaba con Renault por ser el tercero mejor de la Fórmula 1. No era un mal inicio, aunque en la primera curva se pasó de ambicioso y se salió de pista. Pasó undécimo en el primer paso por meta, pero no se puso nervioso y comenzó a remontar.

Iba a terminar noveno, pero una avería de Nico Rosberg a tres vueltas del final le hizo subir un puesto. Fue octavo, y se convirtió en el piloto más joven de la historia en puntuar. Luego varios le batieron, y ahora el récord lo tiene Max Verstappen. Después de aquello, Kubica volvió al BMW y Red Bull reclamó a Vettel para que terminase la temporada corriendo en Toro Rosso.

Ayrton Senna y Mika Hakkinen probaron el McLambo, el híbrido entre McLaren y Lamborghini

Senna Mclaren Lamborghini F1 1993

La historia de Ayrton Senna y Mika Hakkinen es novedosa por el motor que usaron. Ambos están íntimamente ligados a McLaren en el recuerdo, y eso es lo que hicieron en la segunda mitad de 1993, probar un McLaren. Pero no uno cualquier. Se subieron al McLambo que creó la marca británica para probar el motor V12 de Lamborghini.

McLaren estaba desesperada porque habían perdido los motores de Honda y su nuevo suministrador, Ford, trataba con preferencia a Benetton. Así pues, los de Woking comenzaron a rastrear un nuevo motor y se encontraron con Lamborghini. Los italianos habían fracasado rotundamente en su intento de poner en marcha un equipo propio, pero su V12 era jugoso.

Senna Mclambo F1 1993

Senna probó el McLambo en Estoril, justo después del Gran Premio de Portugal, en el que corrió con el Ford, y se dice que mejoró en más de un segundo su tiempo por vuelta. Hakkinen se subió al McLambo en Silverstone y también se superó a sí mismo en 1,4 segundos. Al Lamborghini le faltaba fiabilidad, pero era casi tan potente como el V10 de Renault.

Senna presionó a McLaren para que llegasen a un acuerdo, pero Ron Dennis no se fió de Lamborghini. Prefirió apostar por lo que él pensaba que era lo seguro, Peugeot, un acuerdo que terminó siendo un fracaso. Senna aprovechó la retirada de Alain Prost para irse a Williams mientras que Hakkinen siguió en McLaren lidiando con los Peugeot hasta que Mercedes llegó para rescatarle.

Gilles Villeneuve debutó en la Fórmula 1 con McLaren antes de ser el símbolo de Ferrari

Gilles Villeneuve Mclaren Silverstone F1 1977

Gilles Villeneuve, el gran icono del ferrarismo, debutó en la Fórmula 1 con McLaren. El canadiense se estrenó en Silverstone gracias a un acuerdo al que llegó con la escudería de Woking tras sus éxitos en América. El contrato era muy difuso, solo hablaba de colaboraciones puntuales. La primera, y la última, fue en Silverstone.

Villeneuve corrió con un McLaren desfasado, el M23, y terminó undécimo tras lidiar con muchos problemas mecánicos. Pero fue suficiente para que Enzo Ferrari se fijase en él y le fichase para sustituir a Niki Lauda ya en las dos últimas carreras de 1977. Luego se convirtió en mito del ferrarismo, pero todo empezó en esa carrera bautismal con McLaren.

Nigel Mansell se subió al Jordan Peugeot cuando ya estaba retirado

Mansell Jordan F1 1997

Nigel Mansell no fue uno de esos pilotos con una clara retirada de la Fórmula 1. Después de ganar el título en 1992 se inmiscuyó en la IndyCar, pero de vez en cuando tuvo coqueteos con un posible regreso a la Fórmula 1. De hecho, en 1994 volvió a competir algunas carreras con Williams ocupando el hueco que dejó Senna tras su fallecimiento, e incluso ganó en Australia. También en 1995 corrió dos Grandes Premios con el McLaren Mercedes.

Así llegó diciembre de 1996 y Mansell se subió al Jordan Peugeot en el circuito de Montmeló. Se dijo que era una simple invitación de Eddie Jordan, pero había algo más. Ambas partes se planteaban un hipotético regreso de Mansell a la Fórmula 1. Él mismo lo confirmó años después, pero la cosa no fructificó. Eso sí, Mansell se divirtió con el Jordan en Barcelona.

Jackie Stewart rodó en Silverstone con el SF-1 en 1997, a los 58 años

Jackie Stewart Silverstone F1 1997

Mediados de los 90 fue una buena época para que los antiguos pilotos creasen su propio equipo de Fórmula 1 con su nombre. Uno de ellos fue Jackie Stewart, que en 1997 presentó el Stewart Grand Prix Ford SF-1, el primer monoplaza de la historia de su escudería. Y ni corto ni perezoso, se subió a probarlo.

Stewart estuvo rodando en Silverstone a sus 58 años, 23 temporadas después de su retirada oficial de la Fórmula 1. Fue simplemente un 'shakedown', pero supuso una presentación estelar del proyecto. Stewart GP duró tres temporadas en la Fórmula 1 y ganó una carrera, pero en el año 2000 fue comprado por Jaguar.

Daniel Ricciardo debutó en la Fórmula 1 corriendo para HRT, el único equipo español de la historia

Ricciardo Hrt F1 2011

Está claro que Daniel Ricciardo no es una leyenda al nivel de las anteriores, pero todavía tiene carrera por delante y quien sabe hasta donde puede llegar. De momento, Ricciardo es el mejor piloto que ha corrido nunca en un equipo español. Y es que el australiano no debutó en Red Bull ni en Toro Rosso, sino que lo hizo con HRT.

Red Bull llegó a un acuerdo con HRT para que Ricciardo sustituyese a Narain Karthikeyan a partir de Silverstone de 2011. Por supuesto, no consiguió grandes resultados en las once carreras que disputó, pero su velocidad fue muy buena comparada con la de su compañero, Vitantonio Liuzzi. Tanto, que Red Bull le puso a pilotar el Toro Rosso en 2012.

En Motorpasión | Los siete mejores pilotos de Fórmula 1 que nunca ganaron el mundial (y Max Verstappen) | 14 coches híbridos enchufables aptos para Etiqueta CERO de la DGT, de 40.000 a 50.000 euros

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios