Compartir
Publicidad
Publicidad

Fafe se vistió con sus mejores galas para recibir 11 años después al WRC

Fafe se vistió con sus mejores galas para recibir 11 años después al WRC
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Once años han pasado desde la última vez que vimos a los coches del Mundial de Rallyes volar sobre el mítico tramo de Fafe. Desde entonces, cada año se ha hablado de la posibilidad de que la prueba portuguesa volviese al norte, del lugar que por historia y espectacularidad nunca debió haber salido.

Este año, la organización ha querido demostrar que se encuentran en condiciones de llevar a cabo de nuevo la prueba, sin los problemas de mala colocación o exceso de público que hubo en el pasado. Para ello organizaron una especie de Rallysprint sobre una versión reducida del mítico tramo de Fafe, un recorrido de 6,34 kilómetros, que hizo las delicias de todos los allí presentes.

Según cifras oficiales, 100.000 aficionados se dieron cita en los múltiples cambios de rasante y en el mítico Confurco. Un espectáculo en el que participaron la mayoría de los pilotos del Mundial de Rallyes y algunos coches clásicos que hicieron rememorar viejas épocas. Petter Solberg se llevó la victoria tras las tres pasadas por tan sólo dos centésimas de segundo en un mano a mano increíble con Sébastien Loeb.

Dani Sordo por su parte finalizó tercero, mientras que el Nasser Al Attiyah además de llevarse el cuarto puesto fue el más espectacular en el salto estrella del recorrido. Aunque sin duda lo de menos fue la clasificación. Un verdadero tributo a la afición a los rallyes, sin duda la única capaz de dar un espectaculo de colorido semejante. Cómo amo este mundo...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos