Compartir
Publicidad
Publicidad

Espectacular rendimiento de BMW en el GP de Hungría

Espectacular rendimiento de BMW en el GP de Hungría
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No todo es polémica y vergüenza ajena por las maniobras vividas este fin de semana en la F1 (y que conste que este es mi único comentario al atraco del año, para más información de mis opiniones respecto a la FIA, un botón). De eso nada, la verdad es que uno de los puntos fuertes del fin de semana, además del buen rendimiento de Kimi Raikkonen, es uno de los puntos fuertes y agradables de la temporada, BMW Sauber.

Nick Heidfeld demostró un rendimiento perfecto en la calificatoria, tercero, por mucho que después subiese al segundo, por delante de los Ferrari, y Kubica séptimo en parrilla. Pero es que después, en carrera, éxito total, el mejor resultado de BMW en su historia reciente: Heidfeld tercero y Kubica quinto. BMW se consolida todavía más como tercera escudería de la F1 con 71 puntos por 33 de Renault, y Nick Heidfeld con 42 puntos, está relativamente cerca de Felipe Massa (59), considerando las regularidades de cada uno y que quedan seis carreras todavía. Como ya comentamos más veces, BMW Sauber es la escudería que más crecimiento está experimentando desde que es BMW, un par de años. De ser la mediocre Sauber, que dio las primeras oportunidades a Kimi Raikkonen y a Felipe Massa, ha pasado a ser la poderosísima BMW, con un equipo técnico envidiable en todos los sentidos (nivel, organización, medios), y un equipo humano y de pilotos sencillamente profesional.

Los monoplazas demuestran que la tracción es impecable, ese es el motivo mecánico de que Alonso no pudiese con Heidfeld por más que lo diese todo. Demuestran que en la salida son superiores a McLaren y diría que Ferrari también. Tienen un piloto joven y rápido, una promesa como Kubica, y un piloto veterano y alemán tenaz, regular y muy consistente, con mucha experiencia y seguramente completamente integrado en el equipo.

Robert Kubica BMW Sauber

No hay que ser demasiado visionario para intuir que, de seguir así las cosas, el año que viene BMW Sauber podría estar en condiciones de luchar por el campeonato del mundo, de la misma manera que en 2003 Renault había pasado, en solo dos años, de la cola del pelotón (recordad que Jenson Button estaba en Benetton-Renault en su primera nueva época, una especie de cáscara del Renault de 2002) a vencer en Hungría con Fernando Alonso. En la Fórmula Uno hay pocas cosas que se puedan predecir con claridad, pero pocas veces ha sucedido que un equipo que demuestre progresos consolidados durante un par de temporadas, no llegue a vencer el campeonato del mundo. Salvo Toyota.

No se si lo he dicho alguna vez tan claramente, pero para mi BMW Sauber es el equipo ideal para que Fernando Alonso se vaya una vez terminen sus lazos con McLaren. Y me parece que para muchos de los que leéis Racingpasion también. Que Ferrari siempre va a estar ahi, tiempo habrá... ¿pero os imagináis a Alonso en BMW? Yo sí.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos