Compartir
Publicidad
Publicidad

El problema del ahorro de neumáticos en clasificación

El problema del ahorro de neumáticos en clasificación
Guardar
0 Comentarios
Publicidad


Si hay algo que va en contra del espíritu de la competición, es ver cómo sistemáticamente los pilotos de relleno en la Q3 se quedan sin marcar tiempo para ahorrar o conservar los neumáticos de cara a la carrera. Es algo que realmente me pone nervioso y que no termino de entender: los cinco o seis primeros pilotos se parten los dientes para conseguir un buen puesto de salida, mientras que los cuatro últimos pasean por la pista para ver si pescan una buena posición sin desgastar en exceso los neumáticos. Ridículo.

Lewis Hamilton se quejó de cómo Mark Webber (luchando por la pole) y Michael Schumacher (paseando por la pista) le molestaron a la hora de atacar una última vez. Puede ser cierto, o ser algo de ofuscación por sus propios errores, si es que los tuvo. Si solo fuese Mark Webber no habría nada que decir, pero si Schumacher realmente le molestó pero no iba a por tiempo, ¿qué hacía en la pista? Ojo, no pensemos que cargo de nuevo contra Schumacher. No, aquí lo que se trata es de que el reglamento es, en este caso, una especie de engaño.

Esta vez si que uso el argumento del espíritu de la competición. No es de recibo que haya pilotos que luchen a brazo partido para pasar a la Q2 y que no puedan tener hueco en la Q3 por limitaciones mecánicas, mientras que otros pilotos que sí pasan a la Q3 se queden en el box ahorrando juegos de neumáticos. Esa no es la Formula 1 que quiero, la de la estrategia llevada al límite de permitir que los coches den una vuelta al ruedo para que se vean los patrocinios y para que los aficionados saquen una foto, mientras hacen el ridículo deportivamente.

Esto se solucionaría con neumáticos específicos de clasificación. Todo el gasto inútil del famoso “juego que nunca se usa” debería reinvertirse en un juego de neumáticos para clasificación, todos con el mismo compuesto (y si, ¿por qué no? Un único juego para las tres clasificatorias) y luego dejar a libre elección los compuestos a utilizar en carrera. Ahora mismo, todo el mundo sabe cuántos juegos le quedan a este o aquel piloto, cómo de gastado debe estar el juego que montó en la Q3… y lo que es peor, ya son pocos coches en pista en la Q3 como para que nos quedemos sin ver al 40% luchando por posición.

Pensémoslo bien: si da igual la posición de salida entre el séptimo y el décimo lugar, ¿qué sentido tiene entonces esa parrilla?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos