Compartir
Publicidad
Publicidad

El día en el que Jimmy Adriaenssens volvió a nacer

El día en el que Jimmy Adriaenssens volvió a nacer
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Todos recordamos el accidente que casi le cuesta la vida a Felipe Massa en el Gran Premio de Hungría de 2009. El brasileño desde entonces ha dado gracias por seguir vivo prácticamente cada vez que se le ha preguntado. Ahora es Jimmy Adriaenssens el que debe estar eternamente agradecido a la diosa fortuna de continuar vivo, o por lo menos a la casualidad que hizo que un eje de transmisión no se desviará 10 centímetros.

El piloto belga de 24 años se encontraba disputando una de las carreras de la Supercar Challenge al volante de su Seat León Supercopa. Un Porsche que en esos momentos le sobrepasaba, pisó el eje de transmisión que había perdido un BMW M3 y literalmente lo disparaba contra el parabrisas del coche de nuestro protagonista, que salvaba la cabeza por muy poco.

Fijándonos en la facilidad con la que atraviesa el elemento metálico el parabrisas, da miedo imaginarse lo que hubiera pasado si llega a alcanzarle a Jimmy dicha pieza. La anécdota es que precisamente, Adriaenssens tuvo que abandonar la prueba, cuando el eje de transmisión de su montura decía basta.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos