Compartir
Publicidad
Publicidad

El Ford Fiesta RS WRC de 2015 se retrasa y Citroën utilizará el motor del WTCC

El Ford Fiesta RS WRC de 2015 se retrasa y Citroën utilizará el motor del WTCC
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Lejos de las situaciones de bonanza económica de Hyundai y Volkswagen, que cuentan con sus enormes presupuestos con los que desarrollar prácticamente un nuevo, M-Sport y Citroën deberán realizar los movimientos adecuados para poder soñar con acercarse de nuevo a la lucha por las victorias. No será fácil, ya que ambos han visto como el gap de Volkswagen al frente del WRC ha ido ampliándose tras sólo temporada y media.

El primero de ellos, M-Sport todavía no tiene asegurada la financiación para 2015, pero ya mantiene las primeras reuniones con los apoyos que les pueden permitir prorrogar un año más un programa que a punto estuvo de morir cuando Ford le retiró el apoyo oficial. Sin embargo, son realistas y Malcolm Wilson ya sabe que será difícil que el coche de la próxima temporada esté listo de cara al Rallye de Monte-Carlo, cita con la que comenzará el WRC de 2015, no llegando hasta Portugal.

Los nuevos desarrollos no estarán a tiempo para Monte Carlo, no van a estar para las tres primeras rondas, pero después de eso, si todo va según lo previsto, entonces habremos dado el paso más grande con el Fiesta, desde su debut en 2011.

La principal área de mejora para el equipo con sede en Cumbria será el motor, además de varios cambios en el chasis que puedan permitir una mejora en el rendimiento con costes limitados. Más cercano parece estar el estreno del nuevo facelift del Ford Fiesta RS WRC, que parece que finalmente sí podremos ver en el próximo Rally de Finlandia, un año después de lo esperado y que no le traerá una gran mejora en el rendimiento (pero si problemas de sobrecalentamiento).

En cuanto a Citroën, Matton decía que las mejoras llegarán en tres áreas distintas, mientras que ésta temporada no habrá ninguna evolución gastando los jokers (uno de motor y otro de chasis) que todavía tienen disponibles. Para 2015, al igual que en M-Sport, el motor será clave, pasando a utilizar el propulsor que actualmente lleva el C-Elysèe TC1 y que ya ha demostrado su fiabilidad esta temporada en el WTCC.

En 2015 vamos a homologar un coche nuevo, con un nuevo motor. El motor que hemos construido para el Mundial de Turismos y que pasará a utilizarse la próxima temporada en el WRC. Además vamos a hacer todo el chasis, un nuevo tren motriz y una transmisión más ligera.

Vía | Rallye-Magazin

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos