Compartir
Publicidad

El campeonato está que arde

El campeonato está que arde
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

En la Fórmula Uno vivimos muy buenos tiempos. Desde hace poco más de un año, vemos una competencia seguida, constante y de un gran nivel entre más de dos pilotos. El año pasado era Kimi Raikkonen quien ponía en aprietos a Fernando Alonso; este año es el mismísimo Michael Schumacher quien está dando guerra a Alonso, y de qué forma.

En la carrera de hoy vimos al mejor Schumacher desde hace ya un tiempo, y un equipo Ferrari capaz de dar unos segundos preciosos de ventaja a su primer piloto en un segundo repostaje magistral. Esta vez, ni Renault, ni Alonso, ni la suerte han podido evitar la victoria del alemán en casa. Ha sido una victoria currada de principio a fin, y por lo menos, lo mejor para el español ha sido esa cabeza fría que le ha llevado a un nuevo podio en esta temporada, que pinta difícil, muy difícil, y emocionante.

Schumacher está en forma, de hecho, viendo la carrera de hoy, confirmamos que nunca ha dejado de estarlo. Es un piloto con la cabeza todavía muy bien puesta, con una forma física excepcional y con un equipo que bebe los vientos por él. Hoy por hoy, el mundial es cosa de dos: Schumacher y Alonso, Renault y Ferrari. Como debe ser. Si al final gana Schumacher, perfecto, si gana Alonso, inmejorable. Preparáos, que ahora llega España.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos