Compartir
Publicidad
Publicidad

Dario Franchitti se lleva las 500 Millas de Indianápolis. Oriol Servià cuarto

Dario Franchitti se lleva las 500 Millas de Indianápolis. Oriol Servià cuarto
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ayer tuvimos la 96ª edición de las míticas 500 Millas de Indianápolis. Tras una carrera llena de cambios de líder, Dario Franchitti se llevó su tercera victoria en el templo americano de la velocidad. También tuvimos buenas noticias gracias a la cuarta posición conseguida por un Oriol Servià que por fin disfruta del rendimiento de un motor de primera línea.

La prueba estuvo rodeada de un cierto halo de tristeza debido a la multitud de homenajes realizados en honor a Dan Wheldon. Incluso como si se tratara de un homenaje a un jugador de futbol, los más de 250.000 aficionados que poblaban las gradas, se pusieron gafas de color blanco en la vuelta número 98 en honor al piloto fallecido en Las Vegas el año pasado y ganador en 2011 de la Indy 500.

La carrera comenzaba con Marco Andretti marcando el ritmo desde la primera posición, sin embargo, problemas con su coche le terminarían dejando fuera. Takuma Sato fue el siguiente en heredar el liderato. El japonés estuvo gran parte de la segunda mitad en cabeza pero en su lucha final con Dario Franchitti terminaba contra el muro al intentar adelantar al escocés. El brasileño Tony Kanaan se vería superado por los dos monoplazas de Ganassi, teniendo que conformarse con el tercer peldaño del podio detrás de Franchitti (que comenzaba la carrera en la 16ª plaza de parrilla) y Scot Dixon.

También remontaba Oriol Servià que tras salir el 27, realizaba una grandísima actuación llegando a la cuarta plaza ayudado por la potencia y velocidad punta de su motor Chevrolet. Esta es la mejor actuación de un piloto español en el circuito de la yarda de ladrillos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos