Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuando una carrera se convierte en un Destruction Derby

Cuando una carrera se convierte en un Destruction Derby
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Dada nuestra trayectoria siguiendo las NASCAR durante los últimos años, no es posible acusarnos de publicar cosas sobre este tipo de competiciones cuando "pasa" algo. Es por ello que no podemos perder la oportunidad de publicar este vídeo. Y es que en una de la competiciones menores, la Bowman Gray Sportsman, disputada el pasado fin de semana pudimos comprobar como hay ciertos pilotos que no deberían competir durante el resto de sus vidas. Un esperpento en toda regla.

Para aquellos que tengand dudas, el coche número #02 (Derek Stoltz) está a punto de ser doblado y tras poner ciertas pegas, el comisario le enseña la bandera azul con franja diagonal naranja (nuestra bandera azul) para que ceda la posición al líder de la carrera (#54). En esto que se une un invitado a la fiesta (#77) que provoca un trompo del líder que acaba llevándose por delante al coche rojo, el que no quería ser doblado. Y a partir de ahí, comienza un día de furia comprimido en un minuto ante la mirada atónica de los comisarios y los jaleos del público.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos