Compartir
Publicidad
Publicidad

Clint Bowyer gana en Talladega y Kevin Harvick se mete en la lucha por el título

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La séptima carrera de The Chase 2010 se celebraba en uno de los más míticos ovales de la NASCAR, el Superspeedway de Talladega. Una carrera en la que los stock-car dan lo mejor de si y en dónde se puede ver uno de los momentos más bonitos de esta categoría, la búsqueda de rebufos para dos o más pilotos ganen velocidad.

La carrera se decidió en una especie de foto-finish. Cuando los pilotos ya estaban en la última vuelta, Kevin Harvick y Clint Bowyer se estaban jugando la carrera, un accidente dio por concluida la misma. En la NASCAR, no gana la carrera quien haya cruzado la línea de meta primero en la última vuelta, sino que la victoria es para quien lidere la carrera en el preciso instante de que las banderas hagan acto de aparción, y cuando ocurrió en Talladega, el líder era Clint Bowyer.

La segunda posición de Kevin Harvick le permite colocarse muy cerca del líder, Jimmie Johnson, aunque el piloto de Richard Childress Racing aún tiene por delante a Denny Hamlin. El aspirante salvó un punto de partido al llegar a estar con una vuelta perdida sobre el pelotón pero su novena posición final le permite estár a 14 puntos. Harvick es tercero con 38 puntos de desventaja. Por delante, las tres últimas carreras de la temporada.

Vía | Youtube > XERB1090

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos