Compartir
Publicidad
Publicidad

Bernie Ecclestone se muestra a favor de las órdenes de equipo

Bernie Ecclestone se muestra a favor de las órdenes de equipo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Y el que escribe también para qué negarlo. Al menos hablando de competiciones como la Fórmula 1 y su concepto (teniendo en cuanta que no es uno sólo, si no muchos, tecnológico, pilotos, equipo, ingeniería, constructores…). A Bernie Ecclestone no se le caen los anillos y afirma que está en mano de los equipos el que las órdenes de equipo se permitan o no. Por su parte él lo ve claro: en una situación clave, límite o crítica de un equipo (del que forman parte implícita sus pilotos que además cobran por ello) el jefe de equipo tiene la última palabra.

En principio Bernie Ecclestone no podría hablar mucho menos del reciente caso con Ferrari implicado, ya que como miembro del Consejo Mundial del Automovilismo no se puede mencionar. Pero David Coulthard tras el GP de Alemania opinó que quizás era el momento de derogar la prohibición de las órdenes de equipo en la Fórmula 1. Y ya que estaban opinando, pues Bernie Ecclestone se pensaría que por qué no dar también su parecer. A ver quién no va a poder hablar aquí si no él (aunque suene redundante).

Debo confesar que estaría de acuerdo con cualquiera que piense eso. La gente ve lo que se llama un equipo, nosotros decimos que tiene ser un equipo. Todos los coches tienen que ser exactamente la misma, los pilotos llevan el mismo mono, por lo que cada uno tiene que mirar como un equipo: un equipo de personas que están compitiendo. Y es lo que debe hacer la gente cuando corren en un equipo, pues la carrera del mismo depende de ellos. Esa es mi opinión.
Refresquemos la memoria: hace unos meses hasta el propio Luca Cordero di Montezemolo le hacía una sugerencia a Fernando Alonso, que como todos sabemos no es un piloto del montón ni muchísimo menos: “No corres para tí sólo, corres para el equipo. Para correr para tí sólo, te montas tu propio equipo”. Y ésto mismo que seguro que también lo sabe Felipe Massa, a mi entender el brasileño se lo saltó a la torera dejando en evidencia precisamente a todo el equipo.

Si la FIA quiere prohibir (prohibido prohibir les falta añadir al reglamento en algún que otro próximo parche) tendrá que prohibir en competiciones en las que esté bastante más implicada, sobre todo en lo económico. Pero estamos en la Fórmula 1, queramos o no una competición en la que sus más y menos baches se baten el cobre, la imagen y una cantidad insultante de millones para cualquier mortal desde fabricantes automovilísticos asentados mundialmente hasta la reputación de aquella empresa que le fabrique los frenos de carbono a medida a tal o cual escudería. Me parece bien que la FIA abogue porque haya competición en pista, pero también me parece de lo más lógico que en un momento del campeonato el equipo decida el sitio de cada piloto para el resto de esa campaña. Y más si uno está claramente por delante del otro en la clasificación.

Porque hablando por Felipe Massa, con las órdenes de equipo ya se estaría despidiendo de luchar por el título de pilotos de 2010, a parte de que lo tenga bastante más fuera de alcance. Pero su labor para el equipo de cara a los Campeonatos de Equipos y Constructores y también su propia imagen dentro del mismo sigue vigente y en contrato. Porque no es su sueño de lograr el máximo logro como piloto lo único para lo que juega uno en una competición como la Fórmula 1. Al que no le guste, ahí está bien clara la opción de Montezemolo (o sea, a rascarse el bolsillo para mandar en tu casa).

Y como ésto es así, como las lentejas que o las tomas o las dejas, la FIA podrá seguir manteniendo la prohibición y los equipos poniendo orden interno, claves y lo que haga falta para jugar sus bazas. Tanto a favor de los pilotos cuando toca, como cuando el devenir de los pilotos ya está más o menos claro y toca mirar por el éxito de todo el conjunto y luchar por eso que se llama Campeonato de Equipos y el Campeonato de Constructores.

Si toda la vida han existido las órdenes de equipo en un momento puntual para el equipo (dentro y fuera de la F1), ¿habrá algo más absurdo que prohibir algo que se seguirá haciendo y sin poder probarlo? Menos aún cuando ella misma ha creado intereses que chocan entre sí: una fórmula de competición elitista, el máximo exponente del automovilismo, con varios campeonatos en juego (pilotos, equipos y constructores), varios pilotos por equipo (porque si no no se medio llenan las parrillas ni a cañonazos) pero aquí sólo mando yo.

Al fin y al cabo, Bernie Ecclestone es jefe del gran equipo de la Fórmula 1, y me habría sorprendido leer una opinión diferente por su parte. ¿O vosotros toleraríais que un piloto privilegiado y en nómina os hiciera la pajarraca en cuanto tocara por su parte mirar en favor del equipo? Pensadlo fríamente, porque en esa posición y sobre todo tras pasar algo como lo de Turquía, yo sí entiendo a Christian Horner, aunque después para hacer la guerra psicológica y de prensa aplique el dónde dije digo, digo Diego.

Y también entiendo como cuando huele a quemado, se busca suavizar el patinazo a toro pasado con la jugarreta hacia el equipo y contra él mismo ya hecha. Seguro que como profesional, Felipe Massa sabe resolver de formas mejores y más elegantes tanto el ¡Fernando Alonso está siendo más rápido que tú’, como su propia decisión sin pringar a toda la escuadra de la que forma parte. Y ahí lo dejo.

Vía | Sportinglife.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos