Compartir
Publicidad
Publicidad

Baby Blue ajusticia en Loheac a los pilotos del Mundial de Rallyes

Baby Blue ajusticia en Loheac a los pilotos del Mundial de Rallyes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Otro campeonato que regresaba de las vacaciones y que lo hacía con el mismo ganador que antes de irse al parón estival. Andreas Bakkerud se imponía ayer en Loheac al ejército de pilotos del Mundial de Rallyes que han tenido tan buenos resultados siempre que han participado en la categoría. El joven piloto noruego conseguía de esta manera su segunda victoria en lo que está siendo su primera temporada conduciendo un Supercar.

Y es que la prueba gala del Europeo de RallyCross parecía más la previa del Rallye de Alsacia que otra cosa, con la participación de los hermanos Solberg, Kris Meeke y la aparición estelar de Sébastien Loeb. Sin embargo, esta vez el alsaciano no se encontró cómodo. El coche, muy distinto a aquel DS3 XL construido por Citroën Racing y que le llevó el año pasado a la victoria en los Summer X-Games no le permitió atacar todo lo que él quiso, quedándose fuera incluso de la gran final a seis.

Es más, Loeb ya se clasificó con problemas a las semifinales, mientras que hombres como Petter Solberg con propulsor nuevo y Hening lo hacían sin mayor problema. El norirlandés Kris Meeke completaba un buen fin de semana, pero se quedaba fuera en dichas semifinales al ser descalificado en una de las carreras y tan sólo podía ser 18º en el cómputo total. Solberg sí lograba llegar a la fase final e incluso su victoria en su semifinal le permitiría salir desde primera línea.

Bakkerud se encontraba a su lado en la gran final, pero la mayor capacidad de aceleración del DS3 del Campeón del Mundo de Rallyes de 2003. En esta ocasión parecía que sí, que podría llegar la tan ansiada victoria de Petter, pero su descarado joven compatriota no le iba a poner las cosas fáciles. Tras un primer intento de adelantamiento, en el que Solberg le devolvía la jugada en la salida de la curva, Andreas apuraba una de las frenadas y conseguía robarle el interior, la posición y la victoria. Esta vez, Mr.Baby Blue lo celebraba atizándole a un gran bote hinchable de Monster como si de un saco de boxeo se tratara, en vez de regalarle al público hasta los botines como hizo en Suecia.

Por detrás de los dos pilotos noruegos tuvimos una emocionante batalla entre Tanner Foust, Davy Jeanney y Timur Timerzyanov. La batalla entre el ruso y el norteamericano esta vez no terminó en guerra, pero sí con la estrella de Top Gear USA contra las barreras. Jeanney se aprovechaba de este hecho y se subía al tercer escalón del podio. Timerzyanov era cuarto, el francés Gaetan Serazin quinto y Foust sexto después de lograr volver a pista tras el accidente.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos