Compartir
Publicidad
Publicidad

Análisis técnico del Valencia Street Circuit

Análisis técnico del Valencia Street Circuit
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¡Por fin vuelve a ponerse en marcha la Fórmula 1! El parón veraniego (o invernal) de las competiciones se suele hacer pesado, pero sin parar durante el mismo el trasiego de noticias la espera se hace más agonizante si cabe. Y vuelve a arrancar en España, en el Valencia Street Circuit que acoge desde el año pasado el GP de Europa de Fórmula 1.

Un circuito del que se esperaba mucho el año pasado, pero por circunstancias de la carrera, fallos de juventud, expectativas quizás demasiado altas, o por las tres cosas al mismo tiempo dejó un regusto soso a la gran mayoría. Lo cierto es que sobre el papel el circuito prometía y promete. Pista urbana pero muy ancha y vasta en extensión, que a los pilotos no les hace pensar que están corriendo en un trazado urbano. Y si lo dicen será porque es verdad.

Largo con sus 5.419 metros de pista. Rápido con los más de 310 km/h que pueden alcanzar los monoplazas en al menos dos puntos del circuito y con nada más y nada menos que 25 curvas de todos los colores y sabores. Como pista ancha además del clima que hará cálido y seco, tiene su habitual pega: la zona por la que no es habitual trazar suele ser lo suficientemente más sucia y resbaladiza como para que la improvisación sea cosa de valientes. Algo que creo que tendría solución relativamente en todos los circuitos, pero bueno, eso es tema a parte.

“Rectas” con largo giro como la principal de meta, algunas enlazadas rápidas, chicanes y ángulos cerradísimos como la curva 17 y la 25 de entrada a meta. También algún punto lento que marca mucho el tiempo por vuelta, como el paso por el característico puente entre la curva 9 y la 10. Lo cierto es que el circuito es un urbano que puede acoger carreras muy animadas… pero el tostón de carrera de Fórmula 1 en su estreno no ayudó mucho que digamos. Tan sólo un mes más tarde, un escenario hasta cierto punto parecido como Singapur nos trajo una carrera de lo más entretenida.

El año pasado no teníamos más información que la que fue llegando con el estreno oficial del circuito en competición con el paso de la F3 española y el Campeonato de España de GT y la que había sobre papel.

Este año la cosa cambia, hemos visto carreras, imágenes y hay referencias. Como por ejemplo el récord del circuito establecido por Felipe Massa el año pasado con un 1:38.708. Que a pesar de las comparaciones que realizaron con Mónaco y hasta con Silverstone no tiene nada que ver con ninguno de ellos.

Es un circuito que requiere una fiabilidad mecánica a prueba de bombas, al rodar mucho tiempo los monoplazas a pleno rendimiento y máximas revoluciones. Y que unido al calorcito que suele traer agosto en verano a nuestro país, hace estragos.

Los monoplazas han de poder alcanzar una buena velocidad punta en relativamente poco tiempo, pues con giros y tramos más retorcidos que los que puede tener Monza las curvas que preceden a las zonas más rápidas son más cerradas y lentas. Por esto último también requieren una buena aceleración, buen agarre mecánico más que aerodinámico y sin comprometer el primer punto de este párrafo: la fiabilidad. Ferrari ya lo sabe… y gracias a ellos la competencia tomaría buena nota.

Mucho ojo con los pilotos torpes. A pesar de que el Valencia Street Circuit es bastante seguro (mínimo como el Gilles Villeneuve, y no es una ironía) un error que desencadene en un trompo o un bloqueo de frenos en una zona crítica puede ser desastroso y sinónimo de quedarse fuera de carrera. No tiene por qué haber secuelas físicas, pero es lo que tiene que la fragilidad de los monoplazas no se lleve nada bien con el hormigón de los muros… como en el Gilles Villeneuve los Safety Car pueden ser toda una lotería.

Lamentablemente este año la crisis puede hacer mella en la afluencia de público. Pero para este año el circuito recibe cambios en las gradas, algunas de ellas muy criticadas el año pasado por los asistentes dado a la nula visibilidad de la pista que ofrecían y alguna que otra mejora se espera también, como por ejemplo la pista del pit-lane, que también se criticó en su día por lo sucia de la misma. Detalles menores que confiemos en que sean pulidos.

Y qué mejor para la afición española que empezar con las expectativas de Fernando Alonso que querrá resarcirse de la mala fortuna que tuvo el año pasado, cuando no llegó a la Q2 y en carrera tuvo que retirarse por cortesía de Kazuki “Kamikaze” Nakajima.

Sitio oficial | Formula 1

En Racingpasión | GP de Europa, Los secretos del Valencia Street Circuit según Pedro De La Rosa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos