Compartir
Publicidad

Ford 'Adaptive Steering': llegará en 12 meses

Ford 'Adaptive Steering': llegará en 12 meses
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ford acaba de anunciar que su nuevo sistema de dirección asistida adaptativa, Ford Adaptive Steering, que también podríamos llamar dirección asistida eléctrica de desmultiplicación variable, llegará a los primeros modelos de la marca norteamericana en doce meses.

No es la primera dirección de este tipo que se comercializa, pues ya está disponible, de serie, o como opción, en modelos de marcas premium, tipo Audi, BMW o Mercedes-Benz, entre otros. La característica de este tipo de dirección es que en lugar de tener una relación de desmultiplicación fija, es decir, que hay que girar mucho el volante para girar, o hay que girarlo muy poco, pero siempre igual, con una dirección adaptativa hay que girar diferente cantidad según la velocidad.

Es decir, cuando circulamos con el coche a baja velocidad resulta que hay que girar menos el volante para conseguir el giro de las ruedas que deseamos. A baja velocidad no suele haber problemas de precisión, y esto ayuda a realizar las maniobras más ágilmente: con muy poco giro del volante ya hemos girado mucho el coche.

Y cuando circulamos con el coche a alta velocidad, resulta que hay que girar más el volante para conseguir ese mismo giro. Esto se hace así para no tener excesiva sensibilidad, pues a alta velocidad es más fácil tener problemas de precisión, ya que la propia velocidad ya hace que el cambio de dirección se precipite. Por eso aunque se circule a alta velocidad por autopista, y aunque el tacto de la dirección sea muy asistido, con un pequeño giro del volante apenas habremos girado el coche.

Esto se consigue integrando un motor actuador eléctrico en el propio volante y un sistema de desmultiplicación, que incrementa o reduce el giro más o menos dependiendo de la velocidad. El sistema ha sido desarrollado junto con el proveedor Takata. No es necesario modificar ningún otro elemento del sistema de dirección.

Por cierto, no hay que confundir una dirección de asistencia variable, es decir, que es más blanda a baja velocidad y más dura a alta velocidad, con una dirección de desmultiplicación variable, que implica que con menos vuelta de volante giramos más, o que haya que dar más vuelta al volante.

Un ejemplo para entenderlo muy claramente lo podéis ver en el vídeo: zigzaguear entre conos a baja velocidad no requiere girar tanto el volante como sería lo normal.

Vídeo | Ford (YouTube)
En Motorpasión | Menos mecánica, más cables: la tecnología "by-wire"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio