Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Quinta victoria consecutiva de Toyota en Le Mans: el camino para dominar la prueba de resistencia más famosa de la historia

Quinta victoria consecutiva de Toyota en Le Mans: el camino para dominar la prueba de resistencia más famosa de la historia
1 comentario

Los pasados días 11 y 12 de junio se logró un nuevo capítulo de oro en la historia de las 24 Horas de Le Mans. El equipo de Toyota GAZOO Racing conseguía el quinto triunfo consecutivo en la máxima categoría del Campeonato de Resistencia, de la mano del suizo Sébastien Buemi, el neozelandés Brandon Hartley y el japonés Ryo Kirakawa.

Se ha conseguido igualar de este modo el recórd establecido anteriormente por Ferrari y Porsche en un contexto que pone en mayor valor, si cabe, al éxito: el estreno de la clase Hypercar, la irrupción de los vehículos híbridos o el hito alcanzado por un fabricante japonés.

El camino hacia la gloria

Le Mans Antiguo

Para valorar correctamente el mérito que tienen estos cinco títulos consecutivos de Toyota en Le Mans, es necesario echar la vista atrás y contemplar el camino recorrido. Aunque la primera toma de contacto se produce en 1975, cuando el Sigma 75 del equipo SARD compite con un motor Toyota, no es hasta el año 85 cuando se produce la primera experiencia real en la prueba.

Aquellos años se compite de la mano de la mítica escudería TOM’S, con motores de pequeña cilindrada (4 cilindros, 2.1 litros) basados en modelos de producción con los que se consiguen terminar algunas carreras. En el año 89, además, se participa en toda la serie del campeonato mundial (por aquel entonces, la WSPC).

Los Toyota TS010, TS020 y TS030 estuvieron cerca de lograr la victoria

La década de los 90 fue muy diferente para Toyota en Le Mans, logrando algunos hitos importantes a pesar de los constantes cambios de normativas que, a la postre, acabaron perjudicando. Se compitió con hasta tres unidades de los modelos Toyota TS010 (1992-94) y TS020 (1998-99), con motores biturbo V8 y V10 de 3.6 litros, con los que se logró subir al podio en varias ediciones. También se compitió con el Toyota Supra GT LM cuando Le Mans pasó a la categoría GT (1995).

Fueron años en los que el fabricante nipón partía como favorito, lideraba carreras y marcaba vueltas rápidas, pero siempre se quedaba a las puertas de la victoria. Por ello, al final de la década, Toyota decide tomarse un respiro de Le Mans y replantearse su propósito en el Campeonato de Resistencia.

La respuesta la encuentra en el Toyota Prius, cuya tecnología de motorización híbrida es llevada a la recién inaugurada WEC en 2012. De esta forma, la firma realiza el camino inverso, cuando normalmente son los coches de carreras los que sirven de banco de pruebas para mejorar los de calle.

En Las 24 Horas de Le Mans, los Toyota TS030 HYBRID logran un 2º y 4º puesto en 2013, y los Toyota TS040 HYBRID, aunque logran el título mundial de pilotos y constructores en 2014, no logran alzarse con la victoria en la prueba francesa. En 2016, llegó el Toyota TS050 HYBRID y, aunque durante dos años no consiguió alzarse con el triunfo, se barruntaba que algo grande iba a suceder.

Tecnología híbrida para estar en lo más alto

Toyota Hypercar

El Toyota TS050 HYBRID ya suponía un cambio sustancial con respecto a su antecesor. El motor V8 atmosférico de 3.7 litros fue sustituido por uno V6 de 2.4 litros, sobrealimentado por dos turbocompresores y con 500 CV de potencia. Por la parte eléctrica, el supercondensador fue sustituido por una batería de ión-litio que recupera 8 megajulios por vuelta y produce otros 500 CV, dando una increíble cifra total de 1.000 CV de potencia.

Asimismo, se mejoró la eficiencia aerodinámica de la carrocería de fibra de carbono, con un morro más elevado que permitió mejorar el flujo de aire también por debajo. Testado en Motorland Aragón y presentado en Paul Ricard en 2016, el Toyota TS050 HYBRID se iría rediseñando y mejorando también durante los siguientes años, logrando una obra de ingeniería que tecnológicamente podría rivalizar con los mejores monoplazas de Fórmula 1.

Los frutos de este esfuerzo terminaron por llegar, y de forma aplastante: victorias para el Toyota número 8 y podios para el número 7 en 2018, 2019 y 2020. Además, se lograron dos campeonatos por pilotos y equipos en la WEC. La clave del éxito siempre fue la misma: la gran reducción del consumo de combustible, logrando mantener el mismo nivel de velocidad de los prototipos no híbridos.

Hibridos Le Mans4

Con la sustitución en la WEC de la categoría LMP1 por la LMH (Le Mans Hypercar), de cara a la temporada 2021 desarrolló el nuevo Toyota GR010 HYBRID. El proceso se abordó nuevamente a la inversa, partiendo de un prototipo “de calle” (el Toyota GR Super Sport presentado en el Salón del Automóvil de Tokio 2018) para diseñar el modelo de competición.

EL modelo contaba con una aerodinámica y un chasis de vanguardia, ideados por Toyota GAZOO Racing Europa en Colonia, mientras que el sistema híbrido se fabricó en la planta de Higashi-Fuji de Toyota. Este constaba de un motor V6 biturbo de 3.5 litros con 680 CV de potencia al tren trasero, mientras que el propulsor eléctrico con baterías de ión-litio aportaba 200 kW/272 CV al tren delantero.

De esta manera, Toyota estaba llamado a repetir el dominio de los años anteriores en la nueva categoría de Hypercars. La edición de las 24 Horas de Le Mans de 2021 estuvo muy marcada por los problemas en el sistema de combustible tanto del vehículo número 7 como del 8. Por suerte, en ambos casos se pudieron solventar sobre la marcha y, finalmente, los pilotos de Toyota volvieron a copar el primer y segundo puesto del podio.

Este año, como ya sabemos, se ha vuelto a repetir la proeza, con los puestos intercambiados, logrando ese quinto triunfo consecutivo en la prueba francesa de resistencia.

El talento de los pilotos para sacar lo mejor de la tecnología

Index 2016 19

Por supuesto, nada de esto sería posible sin la participación de los pilotos de los equipos de Toyota. Si bien el fabricante japonés y el equipo de Toyota GAZOO Racing han sabido desarrollar máquinas casi perfectas, por sus volantes han pasado pilotos que aúnan talento, veteranía y un gran sentimiento de competitividad.

Mientras que el coche número 8 (el más laureado) ha tenido a nombres como Fernando Alonso, Sebastian Buemi o Kazuki Nakajima; el número 7 de Toyota no le ha ido a la zaga con otros como Kamui Kobayashi o “Pechito” López. Veamos cuál ha sido el papel de cada uno de ellos.

Con los triunfos de Toyota, Fernando Alonso fue el primer piloto en ganar en Mónaco, Le Mans y Daytona

Fernando Alonso

Poco podemos decir del piloto asturiano que no sepamos ya. El bicampeón de Fórmula 1 llegó al equipo de Toyota con ganas de ponerse nuevos retos y lograr mayores hitos. A los mandos del Toyota TS050 HYBRID se alzó con la victoria en la prueba francesa en 2018 y 2019, siendo el primer piloto en conseguir los tres grandes clásicos (Le Mans, Mónaco y Daytona).

Al sumar también con Toyota el campeonato de la WEC, es el único piloto en lograr los campeonatos de Fórmula 1 y Resistencia. Como sabemos, tras su doble triunfo dejó esta prueba para embarcarse en el Dakar con el Toyota Hilux.

Sébastien Buemi

Aunque el piloto suizo es más conocido por su paso por la Fórmula 1 de la mano de Toro Rosso (2009-11), sus mayores éxitos los ha logrado en el Campeonato de Resistencia. Es piloto de Toyota GAZOO Racing desde 2012 en la WEC, haciéndose con los torneos de 2014 y 2019. Y es protagonista absoluto de la proeza de Toyota en Le Mans, acumulando 4 de las 5 victorias con el vehículo número 8.

Kazuki Nakajima

El trío de oro lo completó Nakajima. Después de pasar de puntillas por la Fórmula 1 (2007 a 2009), fue reclutado por Toyota en 2012 para competir en el WEC. Es un auténtico héroe nacional, haciendo honor al legado de su padre Satoru Nakajima, el hijo de granjeros que llegó a la Fórmula 1 tras aprender a correr en un cortacésped.

Kazuki Nakajima consiguió la victoria en las 24 Horas de Le Mans de 2018, 2019 y 2020. Luego se retiró para ocupar el cargo de vicepresidente de Toyota GAZOO Racing Europe.

Wec 2022 Rd 3 1069

Brendon Hartley

Brendon Hartley respondió a la llamada de Toyota GAZOO Racing, que necesitaba otro piloto de gran experiencia para sustituir a Fernando Alonso. Este neozelandés ya participaba en carreras de resistencia desde 2012, ganando el WEC en 2015 y 2017 con Porsche y logrando el triunfo en Le Mans este último año. Supo responder al requerimiento de Toyota apuntándose un nuevo triunfo en la prueba gala junto con Buemi y Nakajima en 2020 y repitiendo este último año ya con Ryō Hirakawa como compañero.

Ryō Hirakawa

El último en incorporarse al equipo de Toyota GAZOO Racing en la WEC para sustituir al retirado Kazuki Nakajima. Procede de la cantera de Toyota, graduándose en la Formula Toyota Racing School y participando en el Programa de Jóvenes Conductores de Toyota (TDP). Ha corrido con el fabricante nipón en varias categorías (también de Fórmula 3 y GT) y ha alcanzado varios récords de precocidad. En su primera temporada en la WEC ha sabido dar la talla, participando del primer puesto en las 24 Horas de Le Mans.

Kamui Kobayashi, Mike Conway y Pechito López

Aunque el trío de pilotos del número 7 de Toyota parece haberse situado siempre a la sombra de la formación titular, lo cierto es que han estado a la altura de sus compañeros y han sabido destacar cuando estos han fallado. En este sentido, lograron el campeonato de la WEC en la temporada 2019-20 y la victoria en las 24 Horas de Le Mans en 2021, además de otros tantos podios.

El británico Mike Conway se integró en el equipo Toyota GAZOO Racing de la WEC en 2015, después de participar en varias series de resistencia con otros equipos. Por su parte, el japonés Kamui Kobayashi se enroló en 2016, tras un prometedor paso por la Fórmula 1 donde incluso subió al podio en 2012. Finalmente, el argentino José María “Pechito” López se incorporó en 2017, cuando ya ostentaba numerosos triunfos en el Campeonato Mundial de Turismos o en la Fórmula Renault.

En definitiva, coches y pilotos de primera que están escribiendo la historia de la popular prueba de resistencia.

También te puede gustar

Inicio