Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Lo que hay más allá de los concept cars

Lo que hay más allá de los concept cars
1 Comentarios
Publicidad


image


Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Lo mejor

Causan expectación, asombran por su diseño, por las soluciones y por su tecnología, pero muchas veces se quedan, simplemente, en meros sueños. Los prototipos, esas propuestas que en ocasiones presentan los fabricantes, esconden mucho más de lo que parece. Hay veces que su único objetivo es llamar la atención con ideas descabelladas o con diseños complicados. Otras, más de las que pueda parecer, hacen de sondas para medir la aceptación del público sobre un posible lanzamiento, un diseño concreto o nueva tecnología. Y en el mejor de los casos, supone el adelanto de un futuro modelo.

Todas las marcas, por lo general, aprovechan los concept car para dar luz a nuevas ideas, permiten que sus diseñadores dejen volar su imaginación y puedan crear sin limitaciones de ningún tipo. Los prototipos no están sujetos a reglas y eso, en ocasiones, hace que aparezcan creaciones sumamente espectaculares y, en muchos casos, realmente complicadas de ver en la calle. Un vehículo de producción está sujeto a una serie de normativas que influyen en el diseño de muchas cosas, pero además, también se ven influenciados por diferentes requerimientos desde las propias compañías, como son límites de presupuesto, empleo de plataformas o elementos comunes u cliente objetivo.

Toyota Concept Cars 2

La creación de un nuevo modelo no es tan sencillo como parece desde fuera, son muchas cosas las que marcan el camino a seguir. Por eso, los ‘coches concepto’ son eso, conceptos, ideas o adelantos. ¿Cuantos prototipos han terminado en calle tal cual se presentaron? Pocos, por no decir que ninguno. Sin embargo, los concept car son necesarios pues van más allá de una simple creación para llamar la atención, esconden muchas cosas que acaban en producción de una forma u otra. Si, cierto es que no todos muestran algo que veamos más adelante en la calle, pero estos son los menos numerosos.

Muchos prototipos de Toyota han tenido su versión de producción

Toyota Concept Cars 1

Toyota, como el resto de fabricantes, emplea los concept car para dar pistas sobre lo que puede estar por venir. Y no lo ha hecho una vez, ni tampoco dos. Toyota ha usado muchas veces los prototipos para mostrar sus ideas, por ejemplo, coche como el Toyota iQ o el FJ Cruiser primero se mostraron en forma concept para luego acabar en producción. El pequeño llegó muy cambiado al mercado, aunque se reconocía perfectamente como la variante de producción del minúsculo vehículo urbano presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 2007. El FJ Cruiser, por el contrario, se vendió casi tal cual se mostró en Chicago de 2003 y representa uno de los ejemplos más claros de cómo hay veces que un prototipo acaba en las calles casi tal cual.

Toyota Concept Cars 4

No son los únicos concept car que han terminado pisando la calle, pues el Toyota FCV Concept, presentado en 2013, lo puedes encontrar circulando por las calles bajo el nombre de Toyota Mirai. El Toyota GT86 también tuvo su presentación previa en forma de prototipo, seguro que lo recordáis, se llamaba Toyota FT86 y su paso a producción hizo que sufriera una transformación más notoria que los antes mencionados, aunque hubo una segunda entrega, el FT86 II, mucho más cercano a producción. Este, por ejemplo, tuvo un tercer prototipo que nunca llegó a la línea de montaje: el Toyota FT86 Open. Una espectacular versión descapotable que a buen seguro, habría sido el sueño de muchos aficionados. ¿Otro concepto que terminó siendo un modelo de producción? Pues el Toyota C-HR. Cuando se presentó, lucía un diseño bastante llamativo y una carrocería de tres puertas que no llegó nunca a la calle. No habría estado mal que la marca lo hubiera puesto a la venta tal cual aunque muchas cosas si dieron forma al C-HR de producción.

Toyota Concept Cars 9

El último prototipo que ha llegado a las calles ha sido el más ‘sonado’, así como uno de los coches más esperados de la marca: El Toyota Supra. Este coche apenas necesita presentación y su versión conceptual, el Toyota FT-1, menos todavía. Comparando ambas versiones, los cambios saltan a la vista aunque también se puede apreciar claramente como el FT-1 ha servido de inspiración para dar forma al regreso del Supra. Cambios que se han necesarios, como muchos ya sabrán, por necesidades de mercado y para cumplir con las normativas de diversos países.

Los último de Toyota, del GR Sport Concept a la conducción autónoma

Toyota Concept Cars 5

Hay muchos conceptos que nos habría gustado ver en las tiendas, como el Yaris Hybrid-R Concept, con un motor híbrido de más de 400 CV y tracción total. Que el llamativo Toyota i-Road hubiera sido más que un proyecto de movilidad urbana también habría sido interesante, pues debe ser un artefacto muy divertido de conducir. Pero ni uno ni otro han pasado de ahí. No obstante, el que sí parece llegar a producción es el brutal Toyota GR Sport Concept, una especie de sport prototipo de resistencia que representa lo más salvaje de la marca desde el GT One de finales de los 90. Y este acabó pisando las calles por la normativa para homologar el modelo de carreras.

El Toyota GR Sport Concept es ‘el no va más’ de la tecnología híbrida, un compendio de todo lo aprendido por la marca en competición y con los modelos de calle. Pero el futuro obliga a investigar otras soluciones y el concepto más reciente de Toyota no es un coche, sino un sistema de conducción autónoma. Los presentaron con motivo del CES 2019 y recibe el nombre de TRI P4 (por Toyota Research Institute). Se basa en un modelo de la división de lujo de Toyota, Lexus, e incorpora toda una serie de cámaras, sensores, radares así como un sistema de inteligencia artificial para gestionar toda la información recibida y tomar las decisiones pertinentes.

Toyota Concept Cars 10

“El desarrollo de nuestro equipo se centra en la autonomía total, donde el ser humano se elimina esencialmente de la ecuación de conducción, ya sea completamente en todos los entornos o dentro de un dominio de conducción restringido”, comenta el vicepresidente senior de Conducción Automatizada en el TRI, Ryan Eustice. “Por otro lado, está diseñado para amplificar el rendimiento humano al volante, no para reemplazarlo. La introducción de la nueva plataforma P4 nos ayudará a acelerar el desarrollo de ambas pistas cuando se una a nuestra flota esta primavera”.

Imágenes | Toyota

Publicidad

También te puede gustar

Inicio