Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Probamos el Toyota PROACE VERSO 2017, la renovación del concepto gran monovolumen

Probamos el Toyota PROACE VERSO 2017, la renovación del concepto gran monovolumen
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Actualmente, los vehículos que más demanda tienen en nuestro país son los pertenecientes a los segmentos B y C. Vehículos polivalentes que permiten un buen compromiso entre el uso diario por la gran ciudad, pero también realizar escapadas o salidas de vacaciones. Dentro de la gama Toyota, el “responsable” del segmento B es el Toyota Yaris, y en el segmento C el Toyota Auris, pudiendo optar también por el exclusivo Toyota Prius.

Sin embargo, hace apenas unos meses hemos conocido al Toyota PROACE VERSO. Una gran monovolumen capaz de albergar hasta 9 ocupantes, adecuado para utilizar como vehículo de trabajo así como un modelo para las familias numerosas y, por qué no, para las familias más aventureras que necesitan una amplia capacidad de carga sin por ello tener que buscar un vehículo SUV.

Hoy lo ponemos a prueba en su versión 150D y acabado Shuttle, y en su carrocería de longitud intermedia.

Prueba Toyota Proace Verso Exteriores

Antes de nada, debemos comentar que el Toyota PROACE VERSO está disponible con múltiples configuraciones. Por un lado tenemos tres carrocerías de diferentes longitudes, que reciben las denominaciones de Compact (4,61 metros), Medio (4,96 metros) y Largo (5,31 metros); mientras que su anchura será idéntica con 1,90 metros. La altura es de 1,90 metros en la carrocería Compact y de 1,89 metros en las variantes Medio y Largo. Además, tenemos tres niveles de acabado: Shuttle, Family y VIP.

Dependiendo de la carrocería y del nivel de acabado seleccionado, podremos escoger entre cuatro motorizaciones diésel, con potencias de 95, 115, 150 y 177 CV; así como por equipamientos muy completos si tenemos en cuenta el tipo de vehículo del que estamos hablando.

La unidad que hoy probamos, de acabado Shuttle, cuenta con algunos extras como el climatizador automático bizona, sensores de luz y lluvia, sensores de aparcamiento posteriores y el sistema Toyota Traction Select, además de la pintura metalizada Gris Falcon.

Diseño exterior

Prueba Toyota Proace Verso Exteriores

Lo cierto es que, para ser un gran monovolumen para el transporte de personas, poco tiene que ver con aquellos modelos de hace unos años en los que el trabajo en el diseño estético brillaba por su ausencia, siendo muy útiles pero no resultando demasiado agraciados a la vista. Ahora, la receta ha cambiado, pero mantiene toda su habitabilidad y capacidad de carga.

Prueba Toyota Proace Verso Exteriores

El frontal del Toyota PROACE VERSO probado, pese a ser el acabado de acceso a la gama, muestra una imagen robusta pero también tecnológica y elegante. La calandra cuenta con una lama cromada en su zona media que comunica ambos faros (con luz diurna) estando presidida la zona central por el logo de Toyota. Más abajo encontramos una gran “boca” de aire dividida en dos partes. Para su contorno se ha utilizado el gris mate. En los extremos inferiores se ubican los focos de antiniebla.

Prueba Toyota Proace Verso Exteriores

En la vista lateral, al igual que en el frontal y en la zaga, todos los plásticos son del mismo color que la carrocería. Su silueta, con elevada altura, nos hace entrever el gran espacio interior que disfrutarán los ocupantes en todas sus plazas. Las puertas traseras (a ambos lados) son de apertura corrida, con un gran recorrido para mejorar el acceso a las plazas posteriores. Al ser el acabado de acceso a la gama, utiliza llantas de acero en 16 pulgadas, pero con unos tapacubos bien trabajados en cuanto a diseño se refiere. Además incorpora cristales oscurecidos.

Prueba Toyota Proace Verso Exteriores

Nos vamos a la zaga, donde encontramos una doble puerta con apertura opuesta, pudiendo abrir solo la izquierda o ambas. Debemos hacer especial mención a la baja altura de carga, que nos facilitará, y mucho, la operación de cargar y descargar el maletero, especialmente cuando sean objetos voluminosos o pesados. Los cristales posteriores, también oscurecidos para mejorar la climatización interior, cuentan con limpiaparabrisas. Los pilotos obtienen unas formas verticales.

Interior

Prueba Toyota Proace Verso Interiores

Pasamos al habitáculo y nos sentamos primero en el puesto del conductor. La posición de conducción es muy elevada; de hecho, sentados, nos encontramos aproximadamente a la misma altura de como lo estaríamos si nos pusiéramos de pie fuera del vehículo. Esta posición, para conducir por carretera es una delicia y en vías urbanas nos ayudará a vigilar mejor cada ángulo del Toyota PROACE VERSO.

El espacio es sobrado en todas las cotas, por lo que ni un jugador de la NBA se sentirá “apretado” en este gran monovolumen. Lo mismo ocurre en las otras dos plazas delanteras, aunque sí podríamos echar de menos una regulación de la banqueta. En cualquier caso, tanto el espacio para las piernas, como para hombros, como para la cabeza, será más que suficiente.

Prueba Toyota Proace Verso Interiores 3

Al ser el acabado de acceso a la gama, se nota que los materiales del salpicadero no son lujosos, pero también es cierto que presentan buenos ajustes entre todos los elementos. En la zona central se ubica una pequeña pantalla para manejar el sistema de audio. Más abajo aparece la regulación del climatizador y un pequeño compartimento portaobjetos.

Un detalle importante es la doble guantera, con enormes dimensiones en ambos compartimentos e iluminación y climatización en la superior. No serán los únicos huecos, contando con portabotellas para recipientes de gran volumen y grandes espacios en puertas, salpicadero y guarnecidos laterales en las plazas posteriores, así como varias tomas de corriente.

Prueba Toyota Proace Verso Interiores 6

Pese a que estamos acostumbrados a ir muy justos de espacio en vehículos de más de cinco plazas cuando ocupamos todas ellas, nos olvidaremos de ello en el Toyota PROACE VERSO. Las nueve plazas son realmente utilizables para largos trayectos y, un punto también a tener en cuenta es que todas disponen de anclajes Isofix. En el techo también aparecen ventilaciones para la climatización y lámparas de lectura.

Capacidad de carga

Prueba Toyota Proace Verso Interiores 11

Por otro lado, su modularidad permite quitar y poner los asientos en pocos minutos, pudiendo así aprovechar un enorme espacio para la carga de objetos. Con las nueve plazas el volumen de maletero es de 603 litros hasta la bandeja y 798 litros hasta el techo. Si dejamos la tercera fila de asientos en casa, la capacidad será 1.624 litros hasta la altura del respaldo del asiento y 2.381 litros hasta el techo, que nos permitirá cargar objetos de 1,5 metros.

En marcha

Prueba Toyota Proace Verso Exteriores 16

Buscamos nuestra postura de conducción idónea y llega la hora de girar la llave y dar vida al motor 2.0D-4D 150. Se trata de un motor de 2 litros tetracilíndrico diésel. Éste rinde una potencia máxima de 150 CV y un par motor de 370 Nm, disponible desde las 2.000 rpm. Pese a ser un coche de estas dimensiones, su velocidad punta alcanza los 170 km/h, mientras que tarda solo 11 segundos en pasar de 0 a 100 km/h.

Este propulsor se asocia a un cambio manual de seis velocidades, con unos desarrollos cortos en las primeras marchas para mejorar su agilidad entre el tráfico y más largos en quinta y sexta, lo que reducirá los consumos y emisiones durante los viajes. Al disponer de tanta energía por parte del motor, rara vez será necesario reducir marchas para realizar adelantamientos o afrontar grandes pendientes.

Prueba Toyota Proace Verso Detalles 24

Su funcionamiento es suave, aunque en frío el sonido se hace notar en el habitáculo, desapareciendo poco a poco mientras toma temperatura. Una vez en temperatura óptima, solo se percibirá en fases de aceleración y a elevadas revoluciones. Al 2 litros de 150 CV le gusta funcionar en torno a las 2.000 y 2.500 rpm, zona de máximo par y donde más suave y confortable es su funcionamiento.

Esta unidad cuenta con el sistema Toyota Traction Select. Mediante un mando giratorio ubicado a la izquierda del volante, en el salpicadero, podemos escoger entre cinco modos de funcionamiento para adaptar la electrónica al tipo de terreno sobre el que nos desplazamos. De esta forma tenemos un modo normal, nieve, barro, arena y la desconexión total del control de tracción. Pese a ello, y contar con neumáticos mixtos de Michelin, el hábitat natural del PROACE VERSO es el asfalto.

Conducción en ciudad

Prueba Toyota Proace Verso Exteriores 10

Las grandes dimensiones del Toyota PROACE VERSO no son el mejor aliado para conducir entre calles estrechas. Pese a ello, los sensores de aparcamiento traseros de nuestra unidad así como el gran ángulo de giro de los neumáticos delanteros nos permitirán mitigar esa menor maniobrabilidad por motivos de pura física en situaciones estrechas.

Otros aliados, aunque en menor medida, son los grandes retrovisores. Ralizar la maniobra de aparcamiento, si el espacio es parcialmente superior a la longitud del vehículo, no será una operación complicada. Basta con encontrar una plaza en la que nos quepa el vehículo tanto por anchura como por longitud.

Prueba Toyota Proace Verso Exteriores 17

En cuanto a la dinámica urbana, los amortiguadores de este monovolumen tienen un tarado blando, con unos resortes más duros. Esto hará que cuando pasemos por los resaltos de la ciudad, si vamos solos o con muy poca carga, la carrocería rebote parcialmente. Esta configuración no es un defecto; simplemente está orientada a cuando viajemos con varios ocupantes o muy cargados, es decir, en la mayoría de condiciones, donde sí muestra una mejor respuesta.

Circulando de forma normal, sin carga y dejando libres la mayoría de plazas disponibles en el habitáculo, los consumos urbanos han oscilado por debajo de los 8 litros. Unos consumos bastante contenidos para la cantidad de masa y potencia que ofrece esta unidad de 150 CV.

Carreteras convencionales

Prueba Toyota Proace Verso Exteriores

Una vez salimos de la ciudad, el Toyota PROACE VERSO se muestra más cómodo. Aquí prácticamente nos olvidaremos de su longitud y anchura. En vías de doble sentido, aun viajando sin demasiada carga, los rebotes de la suspensión que citábamos al pasar sobre resaltos en la ciudad, se ven reducidos; algo de agradecer en largos recorridos. De todos modos, mejora con más ocupantes en el interior.

En puertos de montaña, mejor tomarnos las cosas con calma y disfrutamos del paisaje. Este coche no está ni mucho menos enfocado a la deportividad, por lo que no resultará placentero atacar curvas a ritmos elevados. A ritmos normales la carrocería se inclinará de forma muy ligera, aumentando dichas inclinaciones cuanto más elevemos el ritmo.

Ciudad Prueba Toyota Proace Verso Exteriores

Los 150 CV y 370 Nm permiten unas recuperaciones muy dignas, pudiendo realizar adelantamientos o subir fuertes pendientes sin necesidad de recurrir a la transmisión y apurar excesivamente las velocidades. En carreteras de entre 80 y 100 km/h no es nada complicado rondar los 6 litros si realizamos aceleraciones y una conducción general con relativa tranquilidad.

En vías rápidas

Prueba Toyota Proace Verso Exteriores 20

Si nos adentramos en autovías y autopistas, no echaremos de menos una mayor potencia o más par motor. Este motor 150D permitirá, de sobra, mantener cruceros de 120 km/h sin problemas incluso con carga o varios ocupantes. Mientras tanto, a ritmos legales, los consumos se mostrarán cercanos a los 6,5 l/100km, no superando los 7 litros. Nuevamente, muy contenidos teniendo en cuenta el tipo de vehículo.

Rodando por estas vías rápidas, nos ha sorprendido la buena insonorización y aislamiento logrado por los diseñadores, apareciendo unos ruidos aerodinámicos mínimos teniendo en cuenta la gran superficie expuesta al aire. El ruido mecánico, a velocidad constante, pasará totalmente desapercibido.

Prueba Toyota Proace Verso Detalles 23

Pese a que como hemos comentado anteriormente, este propulsor es capaz de lanzar al Toyota PROACE VERSO hasta los 170 km/h, no se mostrará a gusto mucho más allá de los 120 km/h. Su gran masa y su buen confort nos transmiten tranquilidad y pocas ganas de hundir el pedal derecho.

Consumo final

Prueba Toyota Proace Verso Detalles

Ya hemos detallado los consumos dependiendo de en qué situaciones y tipos de vías utilicemos el nuevo Toyota PROACE VERSO. Pero por decir un consumo mixto aproximado y real, después de varios cientos de kilómetros con este potente propulsor de 150 CV, y con una buena parte de la prueba con recorridos urbanos, el consumo final a la hora de devolver el vehículo ha sido de 7,3 l/100 km.

Equipamiento y precio

Prueba Toyota Proace Verso Exteriores 5

Como comentábamos al inicio de esta prueba, nos hemos puesto a los mandos del Toyota PROACE VERSO, en acabado Shuttle, motor diésel 2.0 de 150 CV y la carrocería intermedia de las tres disponibles.

Entre otras cosas, esta versión trae consigo como equipamiento de serie 8 altavoces, apoyabrazos para el conductor, control de arranque en pendiente, control de crucero con limitador de velocidad, cristales oscurecidos, display multifunción, dos lámparas de techo por cada fila de asientos, salida de aire para la segunda y tercera fila desde el techo, doble guantera, luz en el maletero, paragolpes en color de la carrocería, Bluetooth y sistema Stop&Start.

Los cuatro opcionales que incorpora esta unidad probada son el climatizador automático de doble zona, el Toyota Traction Select, sensores de luz y lluvia, así como los sensores de aparcamiento posteriores, más la pintura metalizada Gris Falcon.

En total, el precio de esta unidad con las promociones actuales por parte de la marca es de 29.829 euros.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos