Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Isidre Esteve: cuando la competición te da una segunda oportunidad

Isidre Esteve: cuando la competición te da una segunda oportunidad
Sin comentarios

Isidre Esteve ha protagonizado algunos de los mejores momentos del Dakar para nuestro país. Pero también ha contado memorables capítulos de su historia de superación y resiliencia.

En este sentido, parece que deporte y valores van de la mano: “Es un tópico que el deporte está lleno de valores, pero es una realidad. Cuando no existe el compromiso y la motivación, los resultados no llegan. Adquirí un compromiso con este nuevo estadio de mi vida. Dije que iba a hacer lo máximo para normalizarlo y no dejar de hacer nunca lo que me gusta”, afirmó en una entrevista. Ahora, participa de nuevo en el Dakar con el apoyo de Repsol, MGS Seguros, KH-7 y Toyota España, que le han permitido volver a repetir por segundo año consecutivo al volante del Toyota Hilux Overdrive con los mandos adaptados por Guidosimplex.

Aprovechando esta participación, revisamos desde el respeto y la admiración el camino que le ha llevado a trabajar con el fabricante nipón.

De la moto al coche: oportunidades en vez de dificultades

Isidreesteve Bajaaragoacuten20212

Isidre Esteve (Oliana, 1972) es, junto con Marc Coma, Nani Roma o Jordi Arcarons, uno de los nombres imprescindibles cuando hablamos de motociclismo de raid. Su carrera está inevitablemente relacionada con el Dakar, en el que ha participado en 17 ocasiones clasificando siempre entre los mejores (son míticos sus duelos con Coma) y logrando el 4º puesto en 2001 y 2005.

Pero su carrera empieza mucho más atrás, siendo en España campeón de Enduro en 1992 y 1999, y de Rallys TT en otras cinco ediciones. A nivel internacional, también destacan los subcampeonatos de Europa y del Mundo de Enduro en 1993.

En 2007, tuvo lugar el suceso que cambiaría su carrera y su vida a los 34 años. Durante una prueba de la Baja Almanzora (Almería), su moto KTM chocó contra una piedra y acabó perdiendo el control y sufriendo una grave caída. Una fractura en las vértebras T7 y T8 derivaría posteriormente en paraplejia, perdiendo completamente la movilidad en ambas piernas y la posibilidad de sostenerse sobre una moto. Lo que no pudo hacer el severo e incluso peligroso Dakar, lo consiguió una prueba española.

Isidreesteve Marruecos2

Tras una lesión así, cualquier otra persona del mundo podría haberse resignado a abandonar el mundo de la competición. Pero la competitividad y capacidad de superación de Esteve lo llevaron a plantearse todas las posibilidades de volver a los rallyes, tomando la decisión de pasarse a los coches. “Muchas veces mi voluntad se vio quebrada, y me sentí tentado de rendirme como muchos otros. Pero finalmente pudo más el coraje”, explica el piloto ilerdense en su libro La suerte de mi destino (editorial Now Books, 2008).

El camino de las motos a los coches en el mundo del raid no es algo nuevo, y grandes campeones como Stephane Peterhansel, Cypril Despres o el propio Nani Roma lo han recorrido. Sí, el motivo del cambio era diferente, aunque Esteve ha sabido ver oportunidades positivas en ello. “El cambio fue obligado, con las dos ruedas no me mantenía en pie. He aprendido a disfrutar con el coche y de lo que estoy más satisfecho es de que he podido aplicar todo lo que aprendí con la moto. Muchas veces me es fácil leer la pista porque vengo de la moto", declaró en esta reciente entrevista.

Espíritu ganador: cuando participar no es suficiente

Isidre Esteve Toyota Espana

En 2009, menos de dos años después del terrible accidente, Isidre Esteve volvía al Dakar y al Campeonato de España de Rallyes TT, esta vez, con un coche adaptado de SsangYong. Mientras que en la competición nacional consigue volver a lo más alto del podio (campeón en la categoría de buggies en 2013 y 2014), en el por aquel entonces raid sudamericano obtiene resultados que, si bien son meritorios para su situación, son insatisfactorios para alguien tan competitivo como él.

En su regreso al Dakar en 2017, consigue el 4º puesto en su categoría, lo que lo lleva a plantearse metas mayores y fundar un nuevo equipo: Isidre Esteve - Repsol Rally Team. Y en 2020, tras retirarse por problemas técnicos en su prototipo BMW, se lanza a buscar el mejor coche posible para lograr sus aspiraciones. Lo encuentra en el Toyota Hilux, que el año anterior había ganado la prueba con Nasser Al-Attiyah al volante (y que competirá de nuevo este año en un gesto de altruismo del piloto qatarí sin precedentes).

Isidre Esteve y Nasser Al-Attiyah
Isidre Esteve y Nasser Al-Attiyah

Con todo, Isidre Esteve y Toyota unían sus destinos para enfrentarse a retos que van más allá del puesto de clasificación. El piloto ilerdense afirmaba: “Por fin haré realidad mi sueño de competir con el mejor coche del Dakar”. Y el fabricante nipón podía sumarse a un proyecto que encajaba a la perfección con su programa Start Your Impossible, con el que ayuda a deportistas con problemas de movilidad a lograr sus éxitos deportivos.

Si en septiembre de 2020 se formalizaba la relación, en octubre, Isidre Esteve se estrenaba ya con un Toyota Hilux V8 en el Rally de Andalucía, sustituto ese año del de Marruecos como antesala del Dakar. Y, aunque el piloto afirmaba afrontarlo con tranquilidad porque necesitaba “un tiempo de adaptación al nuevo coche”, logró el octavo puesto, su mejor clasificación en una prueba internacional desde que compitiera en coches. Finalmente, en el Dakar 2021 (ya en Arabia Saudita) lograría terminar la exigente prueba en un meritorio 28º puesto en la general, sobre todo teniendo en cuenta las condiciones del nuevo escenario, más favorables a los buggies que a los 4x4 como el Hilux.

Un Toyota Hilux a medida para estar entre los mejores

Isidreesteve Presentacion8

El Dakar 2022 está hoy en su tramo final, por lo que a partir de mañana será un buen momento para evaluar el progreso de Isidre Esteve en los más de 8.100 kilómetros a través de la península arábiga. Con él, están sus habituales compañeros de aventuras: su copiloto Txema Villalobos, su fisioterapeuta Lidia Guerrero y los mecánicos David Pigem, Carles Méndez y Albert Soler. Y, por supuesto, todo el equipo del Repsol Rally Team se apoya en sus patrocinadores habituales: Toyota España, Repsol, MSG Seguros y KH-7.

Esteve viene de conseguir su mejor clasificación en el Baja Aragón y de igualar en Marruecos el octavo puesto entre los coches del Rally de Andalucía del año anterior. La 44ª edición del Dakar (su 17ª participación y la séptima en coches) se ha presentado con novedades que influyen en el curso de la carrera: un 70 % de recorrido nuevo, una mayor proporción de tramos sobre arena (para igualar la diferencia entre buggies y 4x4), la presencia de la nueva categoría T1+ de supercoches y el uso de un carburante de bajas emisiones.

Somos Mas Que Un Equipo 3

Isidre Esteve compite de nuevo con la incombustible pick-up Toyota Hilux, en concreto con un prototipo de chasis tubular con 350 CV y un peso total de en torno a 1.900 kilos. Esta unidad de competición (hay una segunda Hilux para tareas de asistencia) está desarrollada y construida en Sudáfrica, el mismo lugar de donde tradicionalmente salen las unidades del equipo oficial de Toyota GAZOO Racing.

De allí viajaría a Bélgica, donde habrá contado con la preparación de Overdrive Racing, empresa especializada en modificaciones y equipamiento para competiciones de rallyes y raids. Completan el equipamiento los neumáticos de BFGoodrich.

Además, debido a la lesión que impide a Esteve usar las piernas, el Hilux cuenta con las adaptaciones de accesibilidad de la empresa Guidosimplex Italia, concentrando todos los controles de pedal (acelerador, freno y embrague) en el volante. Como tampoco puede faltar en sus carreras el cojín inteligente Nubolo, una innovación ideada por el propio piloto para evitar las úlceras por presión que habitualmente sufren las personas con problemas de movilidad.

Fue este cojín el que le permitió volver al Dakar en 2017, aunque no es lo que más valora del invento: "Esto no solo aporta que yo pueda volver a competir, sino una calidad de vida a una serie de personas con discapacidad”.

No es la única aportación de Isidre Esteve más allá de su carrera deportiva. Con su libro La suerte de mi destino ha servido de inspiración a otras tantas personas con problemas de movilidad, a los que también quiere ayudar a reinsertarse en la sociedad a través de su Fundación Isidre Esteve, puesta en marcha en 2011. Y, por supuesto, no ha parado de dar charlas y conferencias, buscando siempre compartir su experiencia. Con todo ello, Toyota, que también promueve una movilidad universal con su programa Mobility for All, no podía dejar pasar la oportunidad de trabajar con un campeón como Isidre Esteve.

También te puede gustar

Inicio