Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

La cuesta de enero, cómo moverse para gastar menos

La cuesta de enero, cómo moverse para gastar menos
1 comentario

Después de las fiestas navideñas y tras un 2020 del que pensamos que no hace falta dar más detalles, se presenta como todos los años el primer mes del año. Mes al que hemos dado el honor de asociarlo tradicionalmente a la tan temida cuesta por la que tenemos que pasar para adentrarnos en el nuevo año.

Se trata de un mes en el que se actualizan tarifas de servicios –normalmente al alza–, entran en vigor nuevas tasas o impuestos y, para más inri, las fiestas navideñas han atacado nuestro bolsillo sin piedad.

Pero la vida sigue y no es cuestión de quedarse parados, quizá sea el momento no de dejar de hacer cosas sin más, sino de plantearnos si ciertos hábitos o costumbres que tenemos son razonables y eficientes.

Por dónde recortar

El planteamiento en las familias, teniendo en cuenta que los ingresos siguen siendo prácticamente los mismos, es buscar la manera de contener el gasto. ¿Por dónde podemos recortar? La verdad es que en muchas ocasiones lo importante no es tanto lo que se gana, sino lo que se deja de gastar.

El comienzo del nuevo año empieza a menudo con nuevos propósitos, proyectos y retos personales. En lo que respecta al ahorro, hay varias decisiones como la de llevar la comida al trabajo, hacer más planes caseros, contenerse en la compra de ropa o eliminar compras superfluas.

Istock 105698525 Easy Resize Com

Pero es verdad que hay un campo en el que el recorte se ve más complicado. Se trata de todo lo que tiene que ver con el transporte: no podemos dejar de ir al trabajo, llevar a los niños a las actividades o desplazarnos para actividades de ocio.

Ahora bien, no estamos diciendo que no haya que ir… ”si hay que ir, se va”, como decía aquel. El tema es cómo hacerlo para que podamos economizar en los desplazamientos.

¿Y si nos organizamos?

Cualquier responsable de tráfico de una empresa de transportes, es consciente de la cantidad de euros que le puede ahorrar a su compañía si se gestionan bien los trayectos que realizan sus vehículos.

Istock 1139140649 0

Se trata por tanto de hacer lo mismo, pero en casa. Estamos acostumbrados a planificar otras cosas, como por ejemplo la comida. Cuando vamos a comprar, tenemos en cuenta factores como las cantidades o las fechas de caducidad y, en definitiva, buscamos la mayor eficiencia, y desperdiciar lo menos posible.

Planificar los trayectos puede ahorrarnos bastantes euros

Pues en el caso del transporte ocurre igual. Hacer un plan de los desplazamientos que tenemos que hacer –como si se tratase de un menú– nos puede ayudar bastante, en primer lugar, para agrupar trayectos y, en segundo, para ver qué tipo de medio vamos a utilizar en cada momento. Por poner un ejemplo, a la hora de hacer las compras, se puede plantear comprar todo lo posible en tiendas de cercanía y agrupar todo aquello para lo que sea imprescindible ir en coche en una sola compra que suponga nada más que un desplazamiento en lugar de varios.

Compartir coche siempre es una buena idea

En realidad, esta opción forma parte de la planificación que hemos comentado antes. Si sabemos cuándo y cómo nos vamos a desplazar de la forma más exacta posible, nos será más fácil coordinarnos con otras personas, como compañeros de trabajo, vecinos o familiares para ir juntos en el mismo vehículo.

Normalmente compartimos coche con gente que conocemos, pero podemos aumentar ese círculo utilizando algunas aplicaciones diseñadas para este fin. Son herramientas que, aunque en un inicio era más frecuente en jóvenes, hoy en día usan personas de todas las edades.

Istock 1179125116 Easy Resize Com

Compartir coche también funciona para trayectos cortos y periódicos

El funcionamiento de estas aplicaciones es sencillo. Básicamente, se ponen en común los trayectos para ofrecer o buscar alguno que coincida con tus intereses. Aunque normalmente lo asociamos más a viajes largos, también existe la posibilidad de buscar otros más cortos e incluso movimientos que se realicen de forma periódica, como ir al trabajo o a la universidad.

Poner el coche en alquiler

Una alternativa en la que además podrás ganar algún dinero es la de ofrecer tu vehículo cuando no lo estés utilizando para que otros lo hagan.

Esto proporciona beneficios al “cliente”, que no necesita tener el gasto fijo que supone un coche y solo lo usa cuando realmente lo necesita, alquilándolo. Y, por otra parte, tenemos las ventajas para el propietario, que de esta forma puede sacarle rendimiento a la inversión realizada en la compra del vehículo.

Algo que suele echar para atrás a la hora de usar estas aplicaciones es la confianza en el servicio: ¿será seguro? ¿el coche estará bien? ¿cómo me lo van a tratar?

Para salir de dudas, puedes ver la valoración que otros usuarios han dado a la persona a la que le alquilas el coche o a la que te lo alquila. Normalmente estas utilidades se basan en un sistema en el que se pueden poner comentarios y puntuaciones para que, antes de iniciar el acuerdo, tengamos cierta seguridad.

Ahorrar combustible en la conducción

Los coches cada vez incorporan más sistemas para ahorrar combustible. Es el caso de Star and Stop, que detiene el motor mientras este está parado. Pero si a todos los avances unimos una conducción eficiente, nos puede resultar mucho más rentable para el bolsillo.

Istock 1201454229 Easy Resize Com

Conducir de forma progresiva y preventiva supone un importante ahorro de combustible

El Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE) cuenta con un decálogo de medidas para mejorar la eficiencia en la conducción y, por consiguiente, rebajar el consumo. Estas medidas van desde arrancar el motor sin pisar el acelerador hasta usar preferentemente marchas largas, pasando por mantener la velocidad uniforme o llevar el motor poco revolucionado. En definitiva, conducir anticipándose a las circunstancias del tráfico para no desperdiciar energía.

Motores híbridos, ahorro asegurado

Por otra parte, algo a tener en cuenta es el tipo de motor. Está demostrado que los híbridos suponen un importante ahorro. Valga un botón de muestra: un hibrido de Toyota puede facilitar un ahorro de combustible de hasta el 36 % en comparación con un modelo de gasolina de similares características y de hasta el 12 % respecto a un automóvil con una mecánica diésel.

Auris Hybrid Det 01 Dpl 2012 Easy Resize Com

Un motor hibrido puede llegar a ahorrar hasta un 36 % de combustible

Si hacemos cálculos más precisos, un Toyota Auris Hybrid (predecesor del Toyota Corolla) con 100 kW de potencia (136 CV) y un consumo de combustible de 3,5 litros cada cien kilómetros, tendría un gasto anual en combustible de unos 770 litros, en caso de recorrer una media de 22.000 kilómetros al año.

Si hacemos los cálculos, estaríamos ahorrando unos 550 euros con respecto a un motor similar de gasolina y unos 110 euros si hablamos de un diésel. Todo esto sin contar con el ahorro en mantenimiento, lo cual también es importante.

El transporte público

Siempre está ahí, y no podemos dejar de mencionarlo. Ahora bien, siguiendo con el planteamiento inicial, también debe ser sometido a planificación porque el no hacerlo puede suponer que no nos resulte tan rentable.

Istock 1224402525 Easy Resize Com

Si hace años en la mayoría de los transportes había muy pocas opciones más allá del billete sencillo o el abono de 10 viajes,actualmente las compañías de transportes y los servicios públicos disponen de muchas propuestas. Desde soluciones combinadas que incluyen diferentes tipos de transporte hasta tarifas planas, por lo que es importante ser consciente de cuántos viajes se van a realizar y en que periodo de tiempo.

La oferta de transporte público es muy variada y conviene conocer todas las opciones

Una vez que tengamos claro el uso que vamos a hacer del transporte público, se trata de escoger la mejor tarifa o producto disponible para que sea interesante. Además, poco a poco están surgiendo opciones en diferentes ciudades que combinan el transporte público con los VMP (Vehículos de Movilidad Personal) y, sin duda, también es un elemento que podemos estudiar.

El taxi compartido, una última opción

Aunque el taxi siempre ha podido ser considerado una vía un poco más cara para los desplazamientos, sobre todo en el caso de un solo usuario, en el momento en que es compartido pasa a ser una opción atractiva. Como no siempre vamos en grupo, es posible encontrar acompañantes en las aplicaciones para compartir taxis.

El taxi-pooling, otra opción interesante

Desde hace varios años, se puede reservar un taxi a partir de diversas aplicaciones, las cuales te muestran el precio exacto a pagar, la ruta que vas a llevar y hasta el tipo de coche que te va a recoger. Con todo, se ha dado un paso más al brindar la posibilidad de compartir el taxi con otros usuarios para ahorrar costes.

Istock 1264516060 Easy Resize Com

Al igual que existe el car-pooling (compartir coche) existe el taxi-pooling para buscar los compañeros de trayecto con los que compartir gastos. Además existen otras aplicaciones que calculan el gasto exacto y proporcional de cada uno de los viajeros. Como no podía ser de otra forma, es un campo en el que se está evolucionando muy rápidamente.

Y llegados a este punto seguro que echamos en falta otra propuesta: la de moverse a pie o en bicicleta. Son opciones de movilidad que, además de ser económicas, resultan saludables y respetuosas con el medio ambiente. Si es factible, representan una buena decisión para pequeños desplazamientos en ciudad.

Imágenes: d1sk, Magnifical Productions, marchmeena29, trekandshoot, AndreyPopov, dragana991, Toyota sala de prensa

Publicidad

También te puede gustar

Inicio