Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Cómo distinguir un Toyota de verdad de uno chino falsificado

Cómo distinguir un Toyota de verdad de uno chino falsificado
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

La industria automotriz china no para de crecer gracias al incremento de una clase media urbana que cada vez consume más.

Hasta comienzos de los años 90, muchos de los chinos utilizaban la bicicleta como medio de locomoción y, en algún caso, la motocicleta. La idea de tener un automóvil resultaba una utopía, puesto que nadie podía plantearse costearse uno.

Aunque toda esta situación cambió de manera radical en los últimos años debido a la fuerte expansión económica del gigante asiático, que actualmente es la segunda economía del mundo por detrás de los Estados Unidos.

Las copias realizadas a modelos de Toyota suelen ser a nivel de diseño

En la actualidad, nada menos que 154 millones de chinos son poseedores de un automóvil, según el Ministerio de Seguridad Pública.

Para hacer frente a esta creciente demanda, la industria automotriz china ha tenido que producir a marchas forzadas. Tanto es así, que según dados de la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA) en 2015 se produjeron 12.892.154 millones de automóviles, cerca de un quinto de la producción mundial y una cifra muy similar a los automóviles fabricados en toda la Unión Europea.

En los salones del automóvil es muy común ver a algún ingeniero chino tomar notas de todos los detalles de las últimas novedades que salen al mercado

Muchos de los modelos producidos pertenecen a marcas asiáticas conocidas en Occidente, aunque otros muchos provienen de empresas de nombres desconocidos para la mayoría de los mortales, que fabrican vehículos muy parecidos a los modelos europeos e incluso norteamericanos.

Marcas cono Chery, Dadi o Foton, quizás te suenen a chino, nada más cerca de la realidad, aunque nada más ver los modelos que producen, seguro que te recuerdan a algunos Toyota. Aunque, eso sí, la copia no es más que a nivel de diseño, porque la mecánica ya es harina de otro costal.

Incluso algunas marcas surcoreanas han sido denunciadas por plagio, aunque la denuncia no va mucho más allá, puesto que las leyes del mercado asiático no son ni lo duras ni tan estrictas de lo que cabría esperar en cuanto a competencia entre marcas.

En los salones internacionales del automóvil es muy común ver a alguno que otro ingeniero chino cámara en mano, cinta de medir y libreta, para apuntar todos los detalles de las últimas novedades que se lanzan al mercado.

Aquí tienes algunas copias chinas, más descaradas, de modelos de Toyota, que se comercializan o se han comercializado en algún momento.

Yaris

Chery Riich M1 – Toyota Yaris

Fabricado por la empresa automotriz china Chery, el Riich M1 es la copia más flagrante que se encuentra del Toyota Yaris 2007.

Cuando Toyota renovó el modelo, Chery también lo hizo, aunque con abundantes modificaciones para atenuar el parecido similar y evitar así una posible demanda.

Land Cruiser

Dadi Shuttle – Toyota Land Cruiser

El mítico Land Cruiser tampoco se ha librado de las argucias de los fabricantes chinos y en concreto de Dadi, quien se plantó con este Shuttle, cuya imagen recuerda y mucho a la del todoterreno de Toyota. Habría que ver cómo es su comportamiento off-road para comprobar si el plagio es al menos digno de compra.

Hiluxbien

Foton Terracota – Toyota Hilux

El segmento de los pick ups tampoco se libra de los plagios y cómo no, toda una referencia mundial como es el Toyota Hilux, un modelo que tiene su copia más flagrante en el Foton Terracota o Tunland, nombre con el que también se comercializa en otros países.

Fotos | Closed 24/7, RL GNZLZ, Khuntsariaramazi777

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos