Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Así es el Campeón del Mundo de Rallyes 2018

Así es el Campeón del Mundo de Rallyes 2018
Sin comentarios

Publicidad



image


Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Lo mejor

Los rallyes son una de las disciplinas automovilísticas más apasionante y también, una de las más arriesgadas. Es cierto que no se alcanzan velocidades desquiciantes como ocurre en otras competiciones, pero hace falta estar hecho de una pasta especial para rodar entre árboles, piedras y bordeando barrancos a más de 150 km/h. Un fallo, por pequeño que sea, puede suponer un adiós prematuro. Quizá por eso murieron tan pronto los Grupo B. Habían traspasado la línea que separa la cordura del sinsentido y todo se fue de las manos. Eso también, hay que reconocerlo, hace que sea una categoría tan añorada por los fanáticos de los rallyes y los amantes de las máquinas más bestiales.

Desde aquella época, cuyos límites eran muy difusos y la coherencia brillaba por su ausencia, los rallyes han ido perdiendo fuerza año tras año. Los Grupo A aguantaron bien la pesada carga de sustituir a los brutales Grupo B, pero los WRC han sido incapaces de mantener el tipo. Se perdió mucho espectáculo y los aficionados reclamaban el regreso de aquellos coches fuera de toda lógica. Por desgracia y a pesar de contar con la tecnología casi perfecta para controlar monstruos semejantes, los Grupo B nunca volverán. Aunque la FIA se fijó en ellos para la normativa que se estrenó en 2017, que dio lugar a coches que sin llegar a lo visto a finales de los 80, tenían un aspecto y unas prestaciones mucho más sugerentes.

Toyota Yaris Wrc 6

Además, supuso el regreso de Toyota al Mundial de Rallyes después de haber estado ausente 18 años. La firma japonesa decidió centrarse en otras categorías como la resistencia y la Fórmula 1 a partir del año 2000. Lo hizo con ambición, con pilotos como Juho Hänninen o Jari-Matti Latvala y con un coche, el Toyota Yaris WRC, cuyo desarrollo comenzó en 2014 pero que se aplazó por el cambio de normativa y pasó a ser responsabilidad de nada menos que Tommi Mäkinen.

¿De verdad esto es un Toyota Yaris?

Toyota Yaris Wrc 4

Toyota anunció su regreso como equipo oficial al WRC en enero de 2015, presentando el arma que habían preparado en diciembre de 2016. No fue ninguna sorpresa, en la era de la conectividad y la información, sumada a la inmediatez de internet, guardar un secreto es poco menos que una odisea. No obstante, Toyota tampoco hizo demasiados esfuerzos en esconderse; la marca japonesa quería regresar al mundial por todo lo alto. apretando a los rivales antes de siquiera comenzar el campeonato. Los tramos son parte del legado deportivo de la marca y había que dejarlo claro.

Si alguien dudaba de las intenciones de Toyota, quedaron despejadas cuando se vieron las primeras imágenes del Toyota Yaris WRC. Aquel coche tenía poco de Yaris y se posiciona como el coche más espectacular del campeonato, sobre todo visto desde atrás donde el enorme alerón, los ensanches de la carrocería y los extractores incorporados le daban un aspecto muy bruto. Daban la impresión de ser los reactores de una nave espacial a punto de lucir incandescentes por la energía liberada. Obviamente, todo ese despliegue tenía un único e importantísimo objetivo; máxima eficiencia y eficacia aerodinámica. Había que pegar las ruedas al suelo al máximo y permitir un paso por curva estratosférico; de lado, si, pero como alma que lleva el diablo.

Toyota Yaris Wrc 7

Además, la normativa de 2017 daba más libertad en el apartado mecánico y la potencia de los propulsores era más elevada. Así, bajo el capó del Yaris WRC había un cuatro cilindros de 1.600 centímetros cúbicos sobrealimentado por un turbo e inyección directa, cuyos entresijos son uno secreto, al igual que la potencia aunque desde Toyota presumían de extraer más de 380 CV y más de 425 Nm de par. También se sabía que las cotas del motor eran hiper cuadradas, con un diámetro de pistones de 83,8 mm y una carrera de 72,5 mm. Por supuesto, equipaba tracción total con tres diferenciales (dos mecánicos y un central activo) y diferentes opciones de chasis para tierra o asfalto.

Evolución y victoria

Toyota Yaris Wrc 3

Las cosas en 2017 no fueron mal y el Yaris destacó como un coche muy rápido, aunque faltaban pulir algunos detalles. Al menos, este primer año se lograron dos victorias y el tercer puesto en constructores, mientras Jari-Matti Latvala conseguía la cuarta plaza en el campeonato de pilotos. La temporada siguiente, 2018, debía ser una evolución y era imperativo seguir avanzando. Toyota es un fabricante con una basta experiencia en rallyes y contar con Mäkinen al mando de todo es un garantía.

El Yaris WRC de 2018 debía ser más rápido y fiable, aprovechando todos los datos y sensaciones obtenidos a lo largo de la campaña anterior. De esta forma, el modelo de origen japonés y humilde objetivo en las tiendas, se presentaba con un conjunto aerodinámico totalmente nuevo, o casi. Los mayores cambios se centraban en el frontal, abarcando paragolpes y guardabarro, junto con nuevas y exageradas aletines. Los ingenieros buscaban un mejor equilibrio con más carga delante y un flujo más ‘limpio’ hacía atrás, pues, en aerodinámica, todo lo que ocurre delante afecta atrás como seguro que ya sabréis. Al mismo tiempo, se revisó por completo el sistema de refrigeración para tener el mínimo de problemas incluso en las pruebas más extremas en cuanto a temperatura (como ocurrió el año anterior).

Toyota Yaris Wrc 5

La aerodinámica del coche fue clave y los cambios totalmente acertados, aunque la primera parte de la temporada 2018 fue un tanto ‘floja’. Pero a partir de cierto punto, los pilotos se comenzaron a sentir más cómodos y eran más rápidos, más a gusto y las declaraciones a los medios daban una pista de lo que ocurriría; se fueron puliendo detalles, se mejoró la respuesta en bajo y medio régimen y se mejoró la tracción y la refrigeración. Poco a poco, el Toyota Yaris WRC se convirtió en el rival a batir y que, en parte, nadie pudo derrotar. Toyota se hacía con el campeonato de constructores. casi 20 años después de último triunfo, logrado en la temporada de su despedida, en 1999.

Imágenes | Toyota

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Compartir