Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

El SUV ha llegado para quedarse: ¿qué ofrece frente al clásico todoterreno?

El SUV ha llegado para quedarse: ¿qué ofrece frente al clásico todoterreno?
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

El SUV llegó a Europa hace poco más de diez años, procedente de EEUU donde estaba triunfando esa fórmula de coche que combinaba lo mejor de los todoterrenos con lo mejor de los turismos. Hoy, con modelos más versátiles y adaptados a cada tipo de mercado, acaparan buena parte del mercado mundial: 1 de cada 3 coches que se compra en el mundo, es un SUV.

El éxito fulgurante del SUV y el crossover

Kuga El Ford Kuga es el SUV más vendido de la marca

Los primeros modelos que vieron la luz en Europa superaron por mucho las expectativas de ventas de unidades, y pronto las marcas fueron incorporándose progresivamente a la tarea de alumbrar sus propios modelos de SUV. Ford fue de las primeras en 2008, vendiendo desde entonces unas 300.000 unidades del Kuga en todo el continente, un modelos que además se fabrica a nivel mundial en la planta de Almussafes (Valencia).

El crossover vendría después, precisamente a raíz del éxito de los SUV, y surgiría por el deseo de los fabricantes de, bien por demanda del mercado, bien por diferenciación frente a la competencia, dotar a sus modelos de turismos de ciertas características propias de los SUV.

Hoy, los SUV y crossover son los reyes del mercado. En diez años hemos pasado de tener un solo modelo de todocamino a más de 25 de distintos fabricantes (entre ellos el renovado Ford Kuga, el SUV de altas prestaciones Ford Edge y el versátil Ford Ecosport). El año pasado, solo en España se vendieron 306.000 unidades de modelos SUV/crossover, un 30% más que el año anterior. Y representan actualmente el 30% del mercado global.

El éxito del SUV frente a la caída del todoterreno

Edge El Egde es el SUV de mayores prestaciones de Ford

El éxito de los SUV no es casualidad ni ha sido fruto del marketing. Ante aquellos consumidores que siempre han gustado de la altura, potencia y seguridad que ofrecen los todoterreno —y que en gran parte nunca pisarán el campo—, el SUV ofrece además unas características propias que lo hacen más adecuado para la carretera y para la ciudad —también, en algunos casos, más que los utilitarios normales—. Es esta adaptabilidad a las necesidades del conductor contemporáneo lo que ha permitido triunfar al SUV en Europa, a diferencia de las camionetas o pick-ups.

Uno de los factores diferenciales de los SUV frente a los todoterrenos tradicionales se encuentra en su estructura. En los todocaminos está basada en una carrocería monocasco, al igual que los turismos convencionales. Esto los convierte en vehículos más ágiles y fáciles de conducir, debido a la mayor capacidad de torsión y flexión y a un menor peso de la estructura.

Los todoterreno, en cambio, al tener estructuras con chasis independiente, suponen un mayor peso y una mayor rigidez, lo que los hacen ser más aparatosos en curvas y sufrir de inercias en los virajes y las frenadas. Y por si fuera poco, la rigidez de los largueros de acero en donde se apoya el chasis, y su menor capacidad de absorción, hace que ante un siniestro la energía del golpe sea más contundente con los ocupantes.

Ecosport El Ecosport es el modelo más versátil y equilibrado de la gama SUV de Ford

Otro factor diferencial entre el 4x4 y el SUV es, precisamente, que estos ofrecen sistemas y modalidades de tracción (AWD, 4WD, 2H, 4H…) que permiten distribuir la fuerza en un solo eje o en dos con distinta potencia, según las condiciones del terreno en cada momento. El nuevo Ford Kuga, por ejemplo, cuenta a la hora de comprarlo con 10 combinaciones mecánicas distintas, entre opciones de marchas y sistemas de tracción.

Esta mayor eficiencia en el reparto, junto con el menor peso del monocasco, hace que el SUV tenga consumos y niveles de emisiones mucho menores que los del todoterreno tradicional. El Ford Ecosport gasolina, por ejemplo, permite pese a sus 140 caballos, un consumo de combustible un 24% menos y emisiones de CO2 de 125 g/km.

Los extras y acabados, factor clave para el éxito del SUV

Interior

Por último, algo que suele ser determinante en el impulso final de la compra es el mayor número de extras disponibles en los SUV. Además de mejores interiores y acabados —algunos con tapicería de cuero, calefacción en asientos delanteros, sistemas de sonido Sony con hasta nueve altavoces, como las versiones Vignale— y de una mayor flexibilidad en la distribución de los asientos, en lo que más destacan los todocaminos por encima del resto de gamas es en los sistemas de seguridad.

Los fabricantes, sabedores de la importancia que tiene este aspecto para los usuarios de todocaminos, siempre han puesto la carne en el asador para desarrollar en la gama SUV los más innovadores sistemas de seguridad activa y pasiva. Y así nacieron el EPS o las cámaras de visión trasera, desarrollados de forma paralela a la popularización de los SUV, así como las innovaciones en seguridad que Ford monta actualmente en su gama, como los faros LED de Ford Dynamic con iluminación adaptativa o el Ford Sync con asistente de emergencia.

Sync Ford ofrece una amplia variedad de sistemas de seguridad para la gama

Así, los SUV se han revelado como coches ideales para urbanitas, familias numerosas y trabajadores. Con amplitud de espacios, una buena mecánica y una mayor seguridad que otras opciones, el SUV parece haber llegado dispuesto a ocupar su lugar en el parque automovilístico español.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos