Compartir
Publicidad

Las petroleras comienzan a invertir en el coche eléctrico con millones de dólares destinados a robótica y baterías inteligentes

Las petroleras comienzan a invertir en el coche eléctrico con millones de dólares destinados a robótica y baterías inteligentes
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ample es una startup estadounidense que ha ido ganando terreno en el mundo de la electromovilidad de forma silenciosa pero contundente. Ha creado una nueva forma de recarga para coches eléctricos que ya ha recaudado millones de dólares y ha captado el interés de las petroleras.

En concreto, Repsol y Shell ya han apostado por la tecnología de esta joven compañía y junto a otras empresas como Moore Strategic Ventures, Hemi Ventures y Trirec han participado en una ronda de financiación que ha alcanzado los 31 millones de dólares.

Una solución a gran escala para democratizar el coche eléctrico

Shell Newmotion

El caso es que Ample, cuya web exhibe un misterioso "coming soon", busca solucionar el dolor de cabeza que supone la carga de las baterías de los coches eléctricos y lo quiere hacer a través de la robotización. La inversión se ha llevado a cabo través de Repsol Energy Ventures, el fondo de capital riesgo de Repsol y Shell Ventures, el de la petrolera Shell, que han liderado la inyección de capital.

Fundada en 2014 y con sede en San Francisco, la compañía busca apoyo económico para desarrollar una nueva infraestructura que permite la recarga de coches eléctricos mucho más rápido y de manera accesible. De hecho, Ample ha inventado una nueva plataforma que entrega una carga completa a cualquier vehículo eléctrico en minutos.

Shell Newmotion3

En declaraciones recogidas por Techstartups, el director de inversiones de Shell Ventures, Steve McGrath, explica el por qué de la asociación, entre otras cosas por la cuota de mercado que están ganando los eléctricos en la industria.

"Combinar la tecnología de Ample con la red minorista existente de Shell para reabastecimiento de combustible y nuestra creciente posición, podría ayudarnos a lograr nuestras aspiraciones de hacer crecer un gran negocio en soluciones de energía para vehículos eléctricos", ha explicado.

Shell adquirió en 2017 la empresa holandesa NewMotion, poseedora de la red más amplia de puntos de recarga a nivel europeo.

Repsol, por su parte, espera una solución "a corto plazo" por parte de Ample para cumplir los objetivos en materia de emisiones de Europa.

Otra empresa energética que se ha subido recientemente al carro de la electromovilidad ha sido Cepsa. Se ha asociado con la red de recarga europea IONITY, que instalará en dos años hasta 100 puntos de recarga en Estaciones de Servicio de Cepsa situadas en autopistas y autovías.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio