Compartir
Publicidad
Publicidad

Coche teledirigido propulsado con anillas de refresco

Coche teledirigido propulsado con anillas de refresco
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Un estudiante y un profesor de la ETS de Ingenierías Industrial y Aeronáutica de Terrassa, han desarrollado un vehículo a pila de hidrógeno en miniatura como prueba de concepto de un sistema que se alimenta al mas puro estilo del DeLorean de Marty McFly: con las anillas de las latas de refrescos, de hecho han denominado al vehículo dalh2orean en un guiño al DeLorean de Regreso al Futuro que se alimentaba, en su versión de 2015, de residuos orgánicos y de latas de refresco entre otros.

En el pequeño depósito el aluminio en contacto con la sosa caustica reacciona produciendo hidrógeno. Este hidrógeno es conducido a un depósito especial con hielo de sílice, para reducir la humedad de la mezcla, y de ahí alimenta una pila de combustible que produce la electricidad necesaria para mover el cochecito, hasta unos 30 Km/h, con una autonomía de 40 Km por recarga.

Aunque puede servir cualquier residuo compuesto de aluminio, el pequeño tamaño de las anillas es el ideal para este coche a radiocontrol. Durante el proceso se generan también resíduos de hidróxido de aluminio y sosa, que pueden reutilizarse y que son aislados mediante un filtro a base de vinagre y agua. Este proceso cierra el ciclo de vida del aluminio, por lo que sirve como ejemplo de reciclaje limpio.

El equivalente para un coche a tamaño real con este sistema necesitaría, sin embargo, cantidades ya importantes de aluminio para alimentarse: unos 30 Kg para una hora de autonomía en un motor de 60 CV. Aun así es una idea interesante para convertir residuos en electricidad de forma económica para otros usos menos exigentes.

Fuente | Blog dAlH2Orean En XatacaCiencia | Primer coche teledirigido que funciona con anillas En Motorpasión | Aluminio y sosa cáustica, ¿El futuro?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos