Alemania invirtió en 2013 en energías renovables casi 14 veces lo que invirtió España

Alemania invirtió en 2013 en energías renovables casi 14 veces lo que invirtió España
Sin comentarios

Aquí en España se suele poner a Alemania como ejemplo en muchas cuestiones relativas a la economía. Ayer hablábamos del sistema eléctrico español en 2013, y de cómo en España el 42% de la electricidad se generó con energías renovables, un dato positivo que significa que se importa menos carbón y gas natural, se reducen emisiones de CO₂, de óxidos de nitrógeno, de óxidos de azufre y de partículas, los vehículos eléctricos son todavía más sostenibles e incluso se ahorra dinero al final.

España hace unos años, en 2007 y 2008 sobre todo, lideraba la inversión en fuentes de energía renovable. Es importante ser conscientes de que los excesos nunca son buenos, ni excesos por demasiado mucho, ni excesos por demasiado poco. Veamos hoy cómo está la inversión directa en instalación de nueva potencia de generación de energías renovables en los principales países europeos de nuestro entorno (no hablamos de investigación o de primas).

Reino Unido invirtió 17 veces lo que invirtió España

En el año 2013 en Alemania se han invertido en energías renovables 10.310 millones de euros. En España se invirtieron 740 millones. Esto significa que Alemania invirtió casi 14 veces más que España en renovables (exactamente 13,93 veces). Y aun así no es Alemania el país de nuestro entorno que más invirtió.

En el Reino Unido se han invertido 12.580 millones de euros el año pasado, ni más ni menos que 17 veces lo que invertimos nosotros. Otros países como Francia o Italia invirtieron 2.960 millones de euros y 3.710 millones, respectivamente.

No ha sido el 2013 el año de mayor inversión de Alemania en energías renovables, en 2010 se invirtió alrededor de los 34.000 millones de euros. Claro que España también tuvo años mejores, en 2008 se llegaron a invertir unos 21.000 millones de euros (todos los datos según Eurostat).

Para entender esto un poco mejor, veamos eso en qué se traduce en términos de nueva potencia instalada de energías renovables. Según la Bundesnetzagentur, la agencia alemana de energía y comunicaciones, en el año 2013 en Alemania se instaló de media casi 300 MW al mes de energía solar fotovoltaica. Eso es más del doble de toda la que se instaló en España en todo el año (140 MW según datos de REE).

Y como decíamos al principio, tan malo es pasarse invirtiendo demasiado, lo cual incluso puede crear burbujas especulativas, o no se da tiempo al abaratamiento de la tecnología, como pasarse invirtiendo casi nada, lo cual puede arruinar un sector económico, y además poner en peligro una cuestión estratégica para un país: la energía.

La energía es una cuestión de Estado

La política energética debería de ser una política con mayúsculas, una política de Estado, e independiente de quién esté gobernando en cada momento, sea un partido político o sea otro, ya que la energía la necesitamos y consumimos todos (ciudadanos, empresas e industria), la energía no es infinita (al menos no la que podemos aprovechar con nuestros recursos), la energía es cara, y las emisiones contaminantes y sus consecuencias las sufrimos todos.

Los países marcan determinados límites a la potencia que se puede instalar de energías renovables por año (se habla de cupos anuales por tecnología), es ahí donde los gobiernos pueden decidir que se instalen más o menos plantas de energía renovable.

Estos límites a la nueva potencia que se instala, se imponen para intentar controlar el gasto que luego habrá cada año en primas a la electricidad generada con energías renovables.

Lo razonable es invertir en energías renovables de manera sostenible e inteligente, con planes estratégicos a medio y largo plazo, para ir aumentando la potencia instalada y la capacidad de generación de manera progresiva.

Y tal y como explicamos en el artículo anterior, el dinero empleado en renovables no es dinero gastado, es dinero invertido, que además termina al final por ahorrarnos dinero. En el año 2012 pagamos 6.136 millones de euros en concepto de primas por la electricidad que se generó con energías renovables, pero los ahorros que eso nos supuso ascendieron a 6.756 millones.

Fotografía | Langalex (Flickr) (CC) Más información | El País En Motorpasión | Las energías renovables generaron el 42% de la electricidad de España en 2013

Temas
Comentarios cerrados
Inicio