Compartir
Publicidad

No todo es dolor, también hay pasión

No todo es dolor, también hay pasión
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Acostumbrados a sufrir, también es agradable ver de vez en cuando el proceso contrario, en este caso la recuperación de un Hispano-Alemán Mallorca.

El trabajo es de Daniel Gaitán, un aficionado a la restauración de vehículos antiguos, que se ha encargado de recuperar una unidad de este curioso vehículo. El Hispano-Alemán Mallorca se basaba en el Lotus Seven y utilizaba mecánica Seat. Se fabricaron unas 30 unidades en un taller madrileño durante los años 70, gracias al interés de Ben Heydrich, importador de Porsche en España y fundador de la marca.

En la continuación las fotos del cambio.

Gracias a Daniel por las fotos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio