Síguenos

Normalmente los Dolorpasión™ que se producen en Nürburgring Nordschleife suelen ser accidentes a alta velocidad de coches exóticos. El trazado alemán tiene muchas zonas especialmente complicadas y técnicas que han hecho que muchos hayan acabado contra los guardarrailes, como le ocurrió a Nicky Lauda en 1976.

En ésta ocasión la ración de Dolorpasión™ tiene un componente un tanto distinto, ya que se trata de un incendio en el Infierno Verde, y no precisamente un incendio forestal. Cuando llega a un restaurante, se pide su pieza de carne favorito y el camarero te pregunta “¿cómo desea la carne?”, el conductor de este Jaguar XKR Convertible constesta siempre “al punto”.

Le gusta la carne hecha a fuego lento, y ese gusto lo extiende también a los coches. Al menos eso es lo que interpreto después de ver este vídeo en el que se le ve rodando por el trazado alemán conduciendo el Jaguar XKR Convertible mientras comienza a arder por debajo.

Va muy lento, por fuera de la trazada y dejando que el fuego vaya comiéndose poco a poco los bajos del coche. Rueda descapotado y con aspecto tranquilo, mientras los aficionados que se agolpan a los lados del circuito le gritan para advertirle de que tiene fuego en su máquina.

Parece que no le importa y cuando lo hacen saluda con la mano. Incluso algunos de los otros afortunados que estaban rodando allí con su coche se paran a su lado para advertírselo.

Por desgracia para él, se le ha pasado la carne y el Jaguar XKR Convertible acaba en un lateral de la parrilla del circuito absolutamente chamuscado, como si se tratase de ese trozo de carne que nadie acaba comiéndose en una barbacoa.

Los rumores alrededor del vídeo dicen que el Jaguar XKR Convertible era de alquiler de la compañía Hertz, y que por supuesto dentro de la póliza de seguro contratada no estaba el rodar en Nürburgring Nordschleife. Así pues, es muy probable que al conductor le ha ya salido cara su barbacoa.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios