Sigue a

Tauro V8 Spider

No lo voy a negar, cuando recibí la invitación a la exclusiva presentación del Tauro V8 Spider pensé “otro loco soñador que no sabe en que negocio meterse”. Pero como siempre hago cuando me equivoco, se admitirlo y este es uno de esos casos.

Acabo de llegar de la presentación de este exclusivo biplaza roadster fabricado íntegramente en España, y tengo que darle la enhorabuena a los creadores porque el Tauro V8 Spider es mucho más que un simple “concept car” en busca de posibles compradores para ponerse a la venta.

Los 30 Tauro V8 Spider que compondrán ésta serie inicial, serán todos ellos vehículos únicos en cuyos procesos de personalización sus compradores se involucrarán desde el primer momento con el objetivo de crear unidades únicas. Una de sus principales bazas, es que utiliza elementos mecánicos de marcas de prestigio. ¿Queréis saber algo más de sus características técnicas?

Tauro V8 Spider

Cuando la anfitriona de la gala de presentación, la guapísima modelo Nieves Álvarez terminó de contar que es lo que nos esperaba, dos unidades de Tauro V8 Spider aparecieron en escena. Una lucía un deportivo color negro combinado con el interior en rojo, mientras que el otro era justo al contrario, rojo con interior negro.

Aunque pasó por delante de nosotros de forma fugaz, me gustó lo poco que pude ver. Frente a otros coches de construcción artesanal que había visto hasta la fecha, este tenía las proporciones correctas y un aspecto bonito, elegante y sobre todo, con una mezcla entre clasicismo y modernismo difícil de explicar. Está basado en el Pontiac Solstice.

Después de que su alma mater nos desvelase todos los detalles de éste nuevo roadster, por fin pudimos contemplarlo con detenimiento. Me llamó la atención la forma redondeada, elegante y deportiva de la trasera, muy marcada por las prolongaciones de los arcos de seguridad sobre el capó trasero.

Tauro V8 Spider

Las ópticas me recordaron inevitablemente al Alfa Romeo 4C presentado por la marca italiana en el Salón de Ginebra de hace dos años y del cual no hemos vuelto a saber nada. Completan la trasera las letras TAURO en mayúsculas sobre el centro de la zaga, un difusor de aire y la doble salida de escape a cada lado del difusor.

En la vista lateral, las formas compactas son lo más destacado. El habitáculo va bastante retrasado si lo comparamos con el morro, y es que bajo el capó esconde un enorme motor V8 de 6,2 litros con mucha potencia.

El frontal me gustó mucho. Está marcado por una gran entrada de aire en posición central, por las ópticas de diseño vertical con leds y por las formas puntiagudas que las voluptuosidades del capó adquieren cuando llegan a la zona delantera. Me atrevo a decir que tiene un toque Mercedes SLS AMG.

Tauro V8 Spider

Rematan el conjunto unas llantas de 19 pulgadas en el eje delantero y 20 pulgadas en el eje trasero, las branquias laterales que no solo tienen función estética porque también ayudan a disipar el calor del motor y unos discretos espejos retrovisores de aspecto muy racing.

El interior del Tauro V8 Spider

En el interior podríamos habar de un auténtico roadster en el más puro sentido de la palabra. Dos plazas divididas por una consola central con una altura considerable, dónde el freno de mano cobra presencia en ésta época en la que están siendo sustituídos por elementos electromecánicos.

Dos esferas principales tras el volante de pequeñeas dimensiones, unos asientos deportivos con una piel de alta calidad y detalles como las costuras en un color diferente del de la tapicería nos indican que estamos ante un coche dónde hasta el más mínimo detalle se ha cuidado.

Tauro V8 Spider

La capota es de lona, y para ser sincero no se si su accionamiento es manual o automático, aunque espero que sea manual para ahorrar peso y mantener la sencillez del conjunto.

Una de las cosas que me llamó poderosamente la atención además del cuidado de los detalles, es que la unidad de color negro llevaba cambio manual. La pequeña palanca de cambio en aluminio me encantó, me recordó a la del Honda S2000. La otra unidad en cambio lucía un cambio automático con botones selectores en el volante. Así que creo que ha llegado el momento de comenzar a hablar de las especificaciones técnicas.

El alma del Tauro V8 Spider

Este proyecto nació en el año 2010 cuando un grupo de empresarios españoles entusiastas de los automóviles se juntaron con un fabricante británico de coches de competición (la misma empresa que fabrica los chasis de los Mosler de carreras) y de ahí nació Tauro Sport Auto.

Tauro V8 Spider

El objetivo de la compañía es revivir el espíritu de los deportivos “de verdad” que se construían durante el siglo pasado, esos coches que parece en muchas ocasiones que han pasado al olvido con la llegada de la electrónica, pero sin renunciar a los beneficios de la tecnología actual.

Así nace el Tauro V8 Spider, un roadster en el más puro sentido de la palabra, que mide 4,2 metros de largo, tiene un ancho máximo en la parte trasera de 2,1 metros y una altura de solo 1.25 metros. El motor va situado en posición delantera, mientras que la tracción es a las ruedas traseras. Si fuese de otra forma, no gustaría.

El peso total del conjunto es de 1.250 kilos, mientras que el reparto está muy conseguido con un 52% en el eje delantero y un 48% en el trasero. Pero vayamos al motor, que seguro que todos vosotros estáis deseando saber que se esconde bajo ese capó que se abre con la bisagra en la parte delantera.

Tauro V8 Spider

En el vano motor se ubica un motor de origen General Motor LS3 E-Rod de 6.200 centímetros cúbicos que de serie desarrolla 440 caballos de potencia a 6.200 RPM y un par máximo de 586 Nm a 4.400 RPM. Opcionalmente se podrá montar una evolución de este motor con los árboles de levas reformados y nuevas culatas que permite que la potencia pase hasta los 480 caballos y el par hasta los 644 Nm.

Para los que casi medio millar de caballos supongan poco, se podrá pedir más y más, ya que este motor puede dar mucho más de si. Habrá una opción con 530 CV y 663 Nm. ¿Más? Venga vale. Su creador nos confesó que pueden llegar a montar evoluciones con más de 650 caballos de potencia. Más me parece excesivo para un coche de poco más de 1.200 kilos de peso.

La caja de cambios de serie es manual de seis velocidades con relación cerrada, firmada por la marca Tremec. Opcionalmente hay un cambio automático de origen también General Motors que puede llevar o no levas en el volante y que casa a la perfección con el motor.

Tauro V8 Spider

Entre otros elementos destacados, lleva diferencial autoblocante, suspensiones independientes en ambos ejes con doble trapecio, amortiguadores monotubo y muelles firmados por Selex.

El sistema de frenos está compuesto por discos ventilados de 360 mm en el eje delantero con pinzas de seis pistones, mientras que en el eje trasero los discos ventilados serán de 335 mm con pinza de cuatro pistones.

Precio y disponibilidad del Tauro V8 Spider

Después de ver todo lo que promete ofrecer el Tauro V8 Spider, la pregunta es obligada. ¿Cuanto cuesta? Pues bien, es complicado responder a esa pregunta teniendo en cuenta que se trata de un coche hecho artesanalmente, limitado a 30 unidades y que cada una de ellas tendrá unas especificaciones marcadas por su comprador.

Tauro V8 Spider

Pero aun así, desde Tauro Auto Sport supieron decirnos que el precio de la unidad manual estaría en torno a los 100.000 euros, mientras que la automática como es lógico será algo más cara. Las 30 unidades que se produzcan irán debidamente numeradas, ya que se trata de piezas únicas.

Tal vez alguien piense que su precio es demasiado alto, pero no estoy para nada de acuerdo. Cuando comencé a leer sobre el durante el evento de presentación, llegué a pensar que superaría con creces los 200.000 euros. Las piezas únicas y exclusivas, sean en éste campo o en el de la joyería, se pagan muy caras, pero éste no es el caso del Tauro V8 Spider que puede llegar a ser una buena inversión.

Me gustó mucho tanto a nivel estético como conceptual. Crear un roadster puro, potente, con una línea clásica y combinarlo con piezas mecánicas de marcas de reconocido prestigio que aportan fiabiliad al conjunto, suena como una fórmula mágica que puede triunfar.

Tauro V8 Spider

Espero que así sea, porque proyectos como este son los que animan a los que realmente amamos el automóvil a pensar que todavía alguien nos puede sorprender en este mundo de las cuatro ruedas. A mi el Tauro V8 Spider me ha sorprendido para bien. Y además se fabrica en Valladolid. Olé!

Ver galería completa » Tauro V8 Spider (presentación) (19 fotos)

Ver galería completa » Tauro V8 Spider (12 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios