Síguenos

Porsche 911 Turbo Cabrio

Es muy complicado encontrarse con dos Porsche exactamente iguales, excepto que se trate de versiones especiales como los Black Edition que acaban de lanzar. Y es que el cliente de Porsche suele buscar que su coche disponga de todo tipo de detalles exclusivos, unos para mejorar el aspecto, otros para el confort o para las prestaciones.

En un coche como el que probamos, el Porsche 911 Turbo Cabrio, esperarás que el equipamiento sea de primera. Pero no os equivoquéis, un Porsche 911 Turbo Cabrio, que cuesta 181.565 euros en su versión básica, viene con lo absolutamente imprescindible. Por el resto deberás pagar y comenzar a elaborar tu lista de extras que puede ser interminable y carísima.

Para que nos hagamos una idea, el coche no traía sistema de luces automático, cuando entrabas en un túnel o la luz comenzaba a escasear, tenías que apartar la mano del volante para encenderlas, una operación que puedes tener que hacer a 312 km/h si ruedas por una autopista alemana sin límite de velocidad. Hasta los utilitarios más económicos vienen hoy en día con estos sistemas, pero este Porsche, que cuesta casi como un piso, no.

Porsche 911 Turbo Cabrio

Pero no nos equivoquemos, el que se compra un coche así no tiene problemas en gastarse los euros que haga falta para poner el coche a su gusto. Por ello disponen de un catálogo tan extenso de opciones, y los que quieran algo más exclusivo pueden recurrir a Porsche Exclusive.

Las llantas opcionales de 19 pulgadas RS Spyder cuestan 3.916 euros, un precio alto si las comparamos con las de cualquier otro coche “normal”. Pero ahí no acaba todo a la hora de elegir las llantas. En las RS Spyder no, pero en las de serie por 179 euros puedes elegir que lleven el escudo de Porsche pintado en color, por 1.214 euros que vayan parcialmente pintadas en el color de la carrocería y por 1.659 euros las podrás elegir en negro, amarillo o rojo.

En definitiva, te puedes gastar casi 6.000 euros en equipar tu Porsche 911 Turbo Cabrio con las llantas perfectas.

Equipamiento interior del Porsche 911 Turbo Cabrio

El “car configurator” de la web de Porsche es perfecta para perder horas y horas soñando como sería tu 911 ideal. Y es que a través de ella puedes personalizar todos los detalles del coche, verlos en fotos y saber como cada elemento le sienta al coche.

Porsche 911 Turbo Cabrio

En el interior como es lógico, las opciones de personalización son infinitas. Los asientos de serie vienen tapizados en cuero y tienen un buen compromiso entre deportividad y confort. Pero también se puede optar por 1.128 euros por unos asientos algo más deportivos con reglajes eléctricos y memoria para dos posiciones predeterminadas. Por si algún día tu mujer se lleva el coche a una cena con amigas.

Y para los más radicales, también están disponibles unos asientos baquet muy deportivos, tapizados también en cuero y que le dan al coche un aspecto realmente impresionante. Su precio, otros 3.319 euros. Y si los quieres forrados en piel de color roja, una configuración bastante habitual, deberás gastarte 1.327 euros más.

Las esferas de los cinco relojes tan característicos del salpicadero del Porsche 911 Turbo Cabrio, pueden ir pintadas en color beige, rojo, amarillo o blanco con 650 euros, y la del Sport Chrono igual por otros 350 euros.

Porsche 911 Turbo Cabrio

Y claro, si las esferas van pintadas en un color determinado, los cinturones de seguridad deberían ir a juego. Puedes elegir los mismos colores que en las esferas por algo más de 450 euros. La personalización de esferas y cinturones te puede costar más de 1.500 euros. Básico.

Y una vez más me llama la atención que las alfombrillas en el color del interior con las letras de Porsche, son un extra cercano a los 200 euros. Son cosas básicas que todo coche lleva, pero que en Porsche se equipa como extra. Tal vez alguien quiera un 911 sin alfombrillas.

Cuero, aluminio, madera, carbono o alcántara. Estos son los materiales que Porsche pone a disposición de los clientes del Porsche 911 Turbo, y dentro de cada paquete puedes elegir lo que más te interese. Por ejemplo, dentro del paquete de “madera”, algo que no pondría nunca en un deportivo, el salpicadero en Ébano Macasar cuesta 4.500 euros.

Porsche 911 Turbo Cabrio

Si nos decantamos por el carbono, con su aspecto exclusivo y la reducción de peso que supone, deberemos pagar lo mismo que por la madera si queremos que el salpicadero vaya así recubierto.

Por 1.100 euros podremos pedir los pasos de puerta en carbono con un logotipo personalizado iluminados, un detalle que sirve para decir que todo lo que sueñes para tu Porsche 911, lo puedes tener.

El equipamiento de la unidad de pruebas

La unidad de pruebas que Porsche Ibérica nos dejó del Porsche 911 Turbo Cabrio, venía equipada con unos cuantos extras, que hacían que “a ojo”se acercase peligrosamente a la barrera de los 200.000 euros de precio.

Porsche 911 Turbo Cabrio

Lo primero, el color exterior Gris GT Metalizado, cuesta 2.960 euros. Es un color discreto y elegante, y en combinación con la capota de lona en color azul marino (sin sobreprecio), es una configuración muy elegante.

Las llantas de 19 pulgadas RS Spyder con un precio de 3.916 euros hacen que ya llevemos más de un millón de las antiguas pesetas en extras, y no hemos hecho más que empezar.

En el interior, los asientos deportivos adaptables en cuero cuestan 1.128 euros, pero afortunadamente el color azul marino tanto de la tapicería como del salpicadero, no tienen sobreprecio.

Porsche 911 Turbo Cabrio

El sistema de ayuda al aparcamiento trasero cuesta 570 euros, y es algo que le pondría siempre a un coche así. Aunque la visibilidad no es mala, la forma de los espejos retrovisores exteriores es bastante extraña y en ocasiones deja puntos muertos. Mejor que algo nos ayude, y los sensores traseros se integran de forma discreta en el paragolpes.

Control de velocidad y alfombrillas completan el equipamiento interior del coche de pruebas, ya que otros elementos como el sistema de sonido Bosé son parte del equipamiento de serie.

Equipamiento técnico

Cuando nos vamos a los equipamientos técnicos del Porsche 911 Turbo Cabrio, la cuenta comienza a aumentar a ritmo vertiginoso. El Sport Chrono Turbo cuesta 4.500 euros, pero lo veo básico.

Porsche 911 Turbo Cabrio

El Porsche Torque Vectoring, otros 1.438 euros. El cambio PDK 4.367 euros. Ya hemos superado los 200.000 euros de precio, y eso que no venía equipado ni con el volante deportivo con levas del cambio ni con los frenos carbono cerámicos que cuestan más de 9.000 euros.

En total la unidad de pruebas costaba 202.000 euros, un precio alto pero que está en línea con el de sus principales competidores en el mercado. Lo exclusivo tiene un precio, pero lo cierto es que en el caso del Porsche 911 Turbo Cabrio, con lo que te puedes ahorrar en combustible respecto a sus alrededores, te puedes pagar muchos de los extras que hemos citado anteriormente…

Continuará...

En Motorpasión | Porsche 911 Turbo Cabrio, prueba (exterior e interior; conducción y dinámica; versiones y equipamiento; valoración y ficha técnica)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios