Sigue a

Alfa Romeo 4C

Sergio Marchionne está convencido de que Maserati y Alfa Romeo pueden vender sus productos con el mismo sello que unos buenos guantes de cuero italiano. Son coches made in Italy, y eso por sí mismo debería atraer y seducir a la clientela. Esta es una de las líneas con las que Fiat quiere definir a esas dos marcas que están en plena ebullición dentro del grupo.

Para el directivo de Fiat, el origen de los Maserati y los Alfa es una pieza crucial en el éxito comercial de sus modelos, de manera que ni en sueños se plantea mover esas producciones. Casi le ha faltado decir que eso sólo sucedería por encima de su cadáver. Bueno, en cierta forma lo dijo a Financial Times: “Quizá sea el próximo CEO el que haga ese planteamiento, pero no yo”.

Maserati

Tranquilos todos, que Marchionne no se va. Tras esa teatralidad está la necesidad de rentabilizar una enorme inversión realizada en la planta de Mirafiori, en Turín. Allí Fiat ha dejado ir mil millones de euros para encarar la producción del Maserati Levante y dar trabajo a 5.000 empleados. El objetivo de la firma del tridente es, ya lo sabemos, ambicioso, y parte de las 50.000 unidades anuales para fijar un techo de 70.000 a largo plazo.

Para lograrlo Maserati cuenta con una estrategia basada en la concentración de producto: Ghibli, Quattroporte, Levante… y habrá que ver si hay algo más, quizá una versión compacta del Levante que aproveche la planta de Mirafiori. Si la idea vale igual para Alfa Romeo, el Alfa 4C y los rumores sobre tracciones traseras y crossovers podrían definir el camino para la firma milanesa.

Vía | Carscoops
En Motorpasión | Rumores en Fiat: el futuro huele a Maserati y Alfa Romeo (2012)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

30 comentarios