Sigue a Motorpasión

BMW 542td E28

En 1981 BMW presentó su primer motor Diesel, pero debido a problemas con el proveedor Styer-Puch retrasaron el lanzamiento comercial dos años. Finalmente aparece el BMW 524td (E28) con un brillante propulsor de seis cilindros (como sus motores de aviación) denominado M21D24, de 2.443 centímetros cúbicos y turbocompresor. El Diesel más rápido del mundo por entonces, y el más “silencioso”.

Los ingenieros de BMW quisieron poner en la calle un petrolero pero con el carácter típico de la marca. Batía a los Mercedes 300D Turbo Diesel (W123), que tenían más experiencia con motores de este tipo. Se pretendió hacerlo lo más parecido posible a un gasolina, y vaya si lo consiguieron.

A nuestro país llegó por un precio de 3.467.037 pesetas, más caro que el 520i, disponible por 3.030.794 pesetas. El petrolero pesaba 80 kg más, pero andaba muy cercano en prestaciones con sus 115 CV al 2.0 gasolina de 125 CV. Posteriormente llegó una versión 524d sin turbocompresor, con 86 CV, solo para algunos mercados.

BMW 542td E28

Los logros del motor M21D24

El 524td era capaz de hacer 0-100 km/h en 12,9 segundos y alcanzar 180 km/h, mucho para la época. Con un consumo homologado de 7,1 l/100 km, era una opción para conductores que hiciesen muchos kilómetros. Con los precios del combustible de la época, se podía amortizar a partir de los 50.000 kilómetros. Le lastraba el cambio automático ZF de cuatro velocidades.

En un número antiguo de Motor 16 (número 5), disponible en su página Web, podemos ver que incluso los consumos eran muy similares a los del 520i. De hecho, en conducción rápida, el 524td consumía más que el 520i, y en el cálculo ponderado, el 520i gastaba 10,2 l/100 km de gasolina de 96 octanos y el petrolero 10,1 l/100 km.

Desde entonces, BMW y el motor Diesel han ido de la mano, superándose generación tras generación, llegando a traer un Diesel deportivo, el seis cilindros de 200 CV, por no hablar de las barbaridades que han venido después. BMW ya ha conseguido más de 100 CV por litro en petroleros. Una trayectoria envidiable.

BMW 542td E28

El mismo motor M21D24 llegó para el Serie 3 E30 poco después, en 1985, tanto atmosférico como sobrealimentado. También lo podremos encontrar en el Lincoln Continental (1984-1985), la autocaravana Vixen 21 (1986-1987) y el todoterreno portugués UMM Alter II (1992, solo cuatro unidades).

En la siguiente generación del Serie 5 (E34) el motor no aumentó de potencia y se produjo hasta 1991. Fue reemplazado por el 525td, una evolución del primer motor, denominada M51D24UL, con la misma potencia. Como tope de gama Diesel, el 525tds, 143 CV, motor M51D25OL, en producción entre 1991 y 1996.

En la actualidad, el BMW Serie 5 más sencillo con motor Diesel entrega 143 CV, con solo 2 litros. El heredero tecnológico de aquel 524td es el 535d, 313 caballos con 3 litros, un Diesel a respetar que bate a su equivalente gasolina en casi todo. Vamos, que BMW es coherente con sus ideas desde hace tiempo.

Fuente | Motor 16 número 5 (página 22-31)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

44 comentarios